Las mejores tortillas de patata de Madrid (y quizás de España)

A ver, el genio que gestiona esta página me ha pedido que escribamos este indispensable y muy polémico artículo a medias, después de cruzarnos unos cuantos whatsapps sobre el Santo Grial de las tortillas de patata de Madrid, durante los cuales, evidentemente, no hemos conseguido si quiera acercar posturas. En otras palabras, The Boss quiere que exponga aquí mis mejores argumentos para convenceros a vosotros, y también a él, del lugar dónde se esconde la mejor tortilla de patata de la capital.

Mientras escribo estas líneas, él está haciendo exactamente lo mismo desde algún otro piso de techos altos del centro de Madrid, así que esta vez necesito más que nunca que nos deis vuestra opinión después de leernos, pero en plan espectadores de un duelo a muerte en el foro romano, que es en lo que os acabáis de convertir.

¡Que comiencen los juegos de la patata, digo del hambre!

¿Qué es la tortilla de patata?

La tortilla de patata, tortilla de papas, o tortilla española, es uno de los bocados más internacionales de nuestra cocina, y también uno de los más amados dentro de nuestras fronteras ¡y de las cuatro paredes de nuestras cocinas!

¿Pero realmente estoy escribiendo esto? ¿Puede quedar alguien en este mundo que no sepa qué es una tortilla de patata?

Bueno, por si acaso habéis llegado aquí desde muy, muy, pero que muy lejos, os lo voy a explicar: una tortilla de patata es, en su forma más pura y original, una mezcla de láminas o trozos de patata fritos a fuego lento y huevo batido, que se cuaja al gusto en una sartén; vuelta y vuelta. Lo de cuajar “al gusto” es relativo; he escuchado más improperios dirigidos a gente que se declara abiertamente fan de la tortilla de patata muy hecha de los que se escuchan un domingo por la tarde en un partido de primera regional.

La otra gran disputa de la tortilla de patata es la siguiente ¿tortilla de patata con cebolla o tortilla de patata sin cebolla? que es uno de los conceptos por los que podríamos dividir el mundo conocido, como el ecuador o los hermanos Gallagher. Para mí es siempre con cebolla, aunque he de reconocer que he probado algunas tortillas de patata sin cebolla que tenían un pase, pero claro, también me escuché dos veces el último disco de Noel y sin más (cebolla).

Para que te hagas una idea de la importancia de la tortilla con o sin cebolla, en la web meneame.net (una de las páginas con más tráfico de España) tienen la tradición de preguntar a cada ilustre visitante que viene a hablar de su libro, que cómo prefiere la tortilla: Con cebolla, o sin cebolla. Si es concebollista recibirá los insultos merecidos y las ademanes cuasi violentos de los sincebollistas y si resulta que su predilección es sin cebolla, también. Como puedes imaginarte no es una pregunta baladí, como diría mi padre.

La evolución de las tortillas de patata viene con la inclusión de terceros (bueno, cuartos) ingredientes que, normalmente, se ajustan al producto regional por excelencia: Si estás en Galicia, podréis comer tortilla de patata con grelos; en el sur les encanta la tortilla de patata con chorizo; en Asturias, la tortilla de patata con Cabrales es la reina y en Madrid…pues claro, en Madrid la tortilla de patata si tiene que ser con algo, que sea tortilla de patata con callos. ¡Y una Mahou!

Origen de la tortilla de patata

Es que es curioso: la primera referencia a la tortilla de patata se remonta a una carta anónima del año 1817, dirigida a las cortes de Navarra, en la que un agricultor se quejaba de las dificultades a las que se enfrentaba la población rural, incluyendo esta frase: «…dos o tres huevos en tortilla para cinco o seis, porque nuestras mujeres la saben hacer grande y gorda con pocos huevos mezclando patatas, atapurres de pan u otra cosa…». Si aquel agricultor hubiera sabido que la tortilla de patata iba a convertirse algunos decenios después en el pincho más idolatrado de las vitrinas de las barras de bar de nuestra geografía, seguramente hubiera colgado los aperos y hoy tendría que incluir su centenaria tasca en esta lista, pero como no fue así, os dejo ya con las mejores tortillas de papas de Madrid.

Recordad dejarnos un comentario al final para que podamos poner fin a esta encarnizada lucha sobre dónde comer la mejor tortilla de patata en Madrid. Os prometo que si gano al jefe, escribo un “Mejores de Madrid” de lo que me pidáis.

Las mejores tortillas de patata de Madrid

Estas son algunas de las que considero mejores tortillas de patata de Madrid, pero por supuesto no están todas. Quiero que este artículo sirva de base para atraer tortillómanos expertos, y te pido por favor que dejes un comentario dándonos a conocer tu tortilla de patata favorita.

Casa Dani, en el Mercado de la Paz. C/ Ayala, 28, metro Serrano.

Tortilla de patatas jugosa en casa dani

Fotografía

La tortilla de casa Dani fue durante mucho tiempo el suero de mis resacas, cuando todavía tenía espíritu para salir un jueves e ir a trabajar un viernes sin parecer un figurante de The Walking Dead. La verdad es que me faltan palabras para describirla porque no es solo un punto de cuaje pluscuamperfecto, sino que las patatas (agrias manchegas) tienen esa consistencia que abarca un tramo milimétrico, casi inexistente, entre patata deshecha y patata evidente que solo habréis tenido la suerte de encontrar unas 3 o 4 veces en la vida, como máximo,  a no ser que frecuentéis el Mercado de la Paz, claro. En ese caso espero que, si no lo habéis hecho ya, os regaléis el alma con un pinchito del Dani cada vez que vayáis a llenar el carro, porque lo más increíble es que SIEMPRE ESTÁ IGUAL DE BUENA, y eso que hacen más de 200 tortillas diarias…a mi es que esta parte me parece arte.

El pincho (un señor cuarto de tortilla) cuesta 3,50€ y la tortilla completa 11€. Os la ponen perfectamente envasada para llevar y si os sentís fuertes y castizos, podéis pedir que os la terminen con una capa de salsa de callos a la madrileña, que es otro de los muchos platos preparados con los que podéis salvar (con nota)  la comida familiar del fin de semana.

Las de Dani son como las tortillas de patata de la abuela si tu abuela fuera Albert Adrià 😉

Bodegas La Ardosa, en C/ Colón, 13, metro Tribunal.

Bodega la ardosa restaurante antiguo donde sirven la mejor tortilla de madrid
Me gusta tanto el lugar en sí como sus tortillas

Fotografía

En pleno corazón de Malasaña y rodeado de todo el moderneo de la capital, resiste una antiquísima taberna en la que todavía puede sentirse el pulso del Madrid del S.XIX, especialmente al agacharse para cruzar su curiosa barra, que da paso a una estancia en la que hay 3 o 4 mesas más, que siempre están llenas.

La Ardosa es el típico sitio al que llevar a vuestro primo o a vuestra amiga cuando vienen de visita a la capital, ya que, aunque conserva todavía ese aire (y un poquito de su olor) a bodega añeja, está siempre abarrotada de gente joven de lo más variopinta dándole al vermú de grifo. This is Malasaña, baby! A tíos y abuelos no recomiendo tanto que los llevéis por allí, ya que es prácticamente imposible sentarse, pero os aseguro que su pincho de tortilla bien vale un ratito de hincar codos en uno de sus barriles.

La tortilla de patata de La Ardosa es, para muchos (también para mí) una de las tortillas de patatas y cebolla más alucinantes que existen y no es que tenga nada especial, es que simplemente está muy rica. Esta tortilla de patata con cebolla está poco cuajada, pero sin llegar a ese punto en el que el huevo hace río, tranquilos. Como bastión castizo que es, también hay una versión con callos. Ambas para repetir una y otra vez.

Taberna La Alegría, en C/ Veneras, 7, metro Santo Domingo.

A La Alegría suele ir la gente a comer los que, probablemente, sean los mejores callos de Madrid. Pero no solo de callos vive esta genuina taberna, en la que cualquier cosa que pidáis os trasladará directamente a una silla de madera frente a un plato de Duralex en la antigua casa de vuestros abuelos. La tortilla de patata de La Alegría no es una excepción; tiene ese no se qué tan característico de las comidas de la abuela. Mimo, tal vez.

Imprescindible acompañarla de una cañita bien tirada y degustarla sentado en uno de sus bancos de madera, afinando la oreja para escuchar las siempre entretenidas historias de barra que se suceden a lo largo del día en esta auténtica taberna del-centro –del-centro de Madriz.

Juana la Loca, Plaza puerta de los Moros, 4, Metro La Latina.

Tortilla de patatas con cebolla caramelizada juana la loca pintxos bar

Fotografía.

Para muchos, es la respuesta a dónde comer la mejor tortilla de patatas de Madrid. Para mí, las tortillas de Juana la Loca merecen una categoría a parte, pues son completamente diferentes al resto de las aquí presentes. Las del restaurante Juana se venden por pintxos, generosos y a menudo se derraman sobre el plato, y tienen un color dorado, producto supongo de una cebolla caramelizada. Su sabor es realmente inconfundible, y te garantizo que si me pusieran delante diez tortillas y me vendaran los ojos, sabría indentificar sin ningún género qué tortilla de patata es la suya.

Estas tortillas jugosas se comen de pie en la barra y bastante apretujado, pues por desgracia (y por el frenético ritmo del restaurante), no te puedes sentar en las pocas mesas que hay a comer un pintxito con tu vino o cerveza Estrella de grifo. No voy a decir que es mi favorita pues es un tema un poco delicado este, pero sí te digo que soy realmente fan, adicto, seguidor, forofo o como quieras llamarlo de su sabor único y especializad.

La Bobia, C/ San Millán, 3, metro La Latina.

Una de las mejores tortillas jugosas con cebolla de madrid

Fotografía

El restaurante la Bobia es un asturiano en toda regla. Sidra escanciada, chorizo a la sidra por doquier, mucho cabrales, cachopos gigantes, pan de pueblo… y barricas de Sidra descomunales donde meterte a cenar. Ah no, eso no es muy común. Y entre tanta delicia, un día descubrí sus… tortillas de patata con cebolla jugosas deliciosas por pinchos o enteras redondas perfectas. Amor a primera vista. Llegas, la ves en la barra y dices para ti y para todos: ¡Quiero una! Es una tortilla de patatas deconstruida, digo… ¡como hecha por un druida!. El chef de La Bobia debe ser algo así como Panoramix, porque todo, absolutamente todo lo que comes entre sus cuatro paredes, es deliciosamente asturiano.

Cómo hacer una tortilla de patata con cebolla jugosa

Tengo la sana  intención de grabarme haciendo una tortilla, porque a decir verdad se me da bastante bien. Pero mientras lo hago y no lo hago, te dejo con este vídeo.

Ingredientes para la receta de tortilla de papas:

  • 3 patatas grandes.
  • Una o media cebolla.
  • 4, 5 ó 6 huevos,
  • Aceite de Oliva Virgen Extra. (Ojo porque el sabor del aceite se impregna en toda la tortilla. Puedes jugar mucho con diferentes intensidades del aceite).
  • Sal.

Además, necesitarás una buena sartén antiadherente.