Inicio Productos para el hogar Plumeros: ventajas de usarlos en la limpieza diaria

Plumeros: ventajas de usarlos en la limpieza diaria

El polvo es, sin duda, uno de los grandes enemigos de la limpieza dentro del hogar. De hecho, es el causante de una gran variedad de reacciones alérgicas, puede ocasionar bronquitis y es capaz de empeorar los episodios de asma en personas que sufren esta enfermedad.

En este sentido, hay utensilios que nos pueden ser de gran ayuda a la hora de eliminarlo. Hablamos, cómo no, de los plumeros. Aquí queremos contarte cuáles son todas las ventajas que ofrecen en la limpieza diaria, así como los distintos tipos que existen. También te ayudaremos a elegir el más adecuado para tu hogar y te contaremos dónde los puedes adquirir. ¡Empezamos!

¿Qué comodidades o ventajas tiene usar un plumero en la limpieza diaria?

Antes de hablarte en mayor profundidad acerca de los plumeros, queremos contarte cuáles son las ventajas que podrás disfrutar si los empiezas a usar en la limpieza diaria de tu hogar. Vamos a verlas:

  • Son muy duraderos. Es decir, una vez que compres uno, lo podrás utilizar durante años sin necesidad de comprar otro.
  • Eficacia probada. Seguro que, si piensas un poco, te vienen recuerdos de tu madre o de tu abuela limpiando su casa con un plumero. Estos utensilios llevan décadas ayudando a todo tipo de personas a quitar el polvo de sus hogares. Como curiosidad: fue inventado por Susan Hibbard en 1876.
  • Acceso a rincones difíciles. Con un plumero no tendrás que mover muebles para quitar el polvo que se acumula detrás. Solo tendrás que introducir las plumas ayudándote del mango.
  • Rapidez. Utilizar un plumero agilizará la realización de las tareas de limpieza dentro de tu hogar. No hay otro sistema más rápido para eliminar el polvo.

¿Qué tipos de plumeros existen?

Un plumero es una herramienta de limpieza destinada a remover el polvo que está formada, fundamentalmente, por un palo con mango y una serie de plumas. Ellas son las que definen los dos tipos de plumeros que puedes encontrar en el mercado:

  • Plumero de plumas naturales. También conocidos como plumeros de avestruz, ya que las plumas elegidas para su fabricación proceden de este animal. Se caracterizan por contar con un mango muy corto para ofrecer un mayor control al usuario. En términos generales, si se usa diariamente, tiene una vida útil de un año. Sin embargo, es posible comprar dichas plumas aparte, por lo que se pueden sustituir fácilmente. Son muy eficientes y eliminan el polvo suavemente de la superficie de los muebles.
  • Plumero de plumas sintéticas. En este caso, las plumas son fabricadas artificialmente con fibras de plástico y filamentos de microfibra. Ofrecen dos ventajas respecto a los anteriores: tienen una vida útil superior (en torno a 3 años) y se pueden encontrar con mangos más grandes. Además, suelen brindar una protección electrostática que evita que el polvo se acumule durante algún tiempo. Sin embargo, no son tan delicados con los muebles ni con otras piezas delicadas.

Dicho esto, podemos aconsejarte que no te limites a tener un único plumero en casa. Lo ideal sería comprar, al menos, dos: uno de cada tipo. Así podrás retirar el polvo de cualquier superficie de forma cómoda y sin miedo a arañarlas.

¿Cómo saber qué plumero debo comprar?

Para elegir el plumero recomendado para ti has de tener en cuenta una serie de aspectos. En concreto, hablamos de:

  • Pluma de avestruz o sintética. Antes comentamos las diferencias entre cada una y sus respectivas ventajas, así que no vamos a ahondar más en la materia.
  • Material del mango. La madera es, sin duda, la opción más resistente y duradera. Además, ofrece un mejor ensamble con las plumas de avestruz. Sin embargo, es totalmente rígido, lo que dificulta el acceso a ciertos rincones. En cambio, los mangos de plástico son flexibles en mayor o menor medida, aunque no posean una vida útil tan larga.
  • Forma del plumero. En primer lugar, tenemos que hablar de los plumeros redondos. Poseen diseños sin bordes que hacen que sean ideales para limpiar esquinas y rincones. Por su lado, los plumeros cilíndricos son mucho más adecuados para superficies planas. Finalmente, los plumeros cerrados brindan la posibilidad de limpiar por ambos lados. Tienen un agujero en medio y son los recomendados para lámparas, jarrones y otros objetos similares.
  • ¿Admite complementos? Esto es clave. Por ejemplo, si eliges un modelo que permita extensiones, podrás llegar fácilmente a cualquier rincón. Y, si es retráctil, tendrás la posibilidad de ocultar las plumas mientras no lo estés usando.

¿Dónde comprar plumeros de calidad profesional?

Actualmente, hay muchas tiendas físicas y en línea en las que puedes comprar un plumero. Sin embargo, aquí queremos recomendarte que eches un vistazo al catálogo de Clim Profesional. En él encontrarás todo tipo de plumeros con plumas naturales y sintéticas, provistos de accesorios y con formas muy variadas. ¿A qué esperas para hacerte con el tuyo y para empezar a disfrutar de todas las ventajas que ofrecen?

Responder

Deja tu comentario
Please enter your name here