Inicio Cuidado del cuerpo Opinión de la crema antiarrugas de Nezeni para hombres (y mujeres)

Opinión de la crema antiarrugas de Nezeni para hombres (y mujeres)

La apuesta por lo que se llama una buena cara hace tiempo que no es exclusiva de las mujeres y los hombres se están poniendo muy al día con el cuidado de la piel del rostro.

Todos queremos vencer al tiempo y eliminar esas arrugas que nos emborronan la luminosidad del rostro, lo que no significa que deseemos pasar por un quirófano para que nos devuelvan una versión extraña de nosotros mismos.

¿La respuesta? Utilizar una crema anti envejeciemto unisex, pero una que funcione. Y la mejor crema antiarrugas es de Nezeni.

Hoy te la presento y te cuento por qué es la mejor, por qué el frasco es como es, que ingredientes tiene y por qué lo que te venden en cualquier lado es prácticamente mentira.

Los ingredientes: cuando menos es más, y más si son naturales

Uno de los principios básicos de la cosmética es que esta resulta más eficaz cuantos menos ingredientes posee. A esto hay que añadir que gran parte de los ingredientes de la antiarrugas de Nezeni son principios activos, las sustancias que realmente van a ejercer el efecto buscado, más allá de otros elementos añadidos como las fragancias, los estabilizantes o los colorantes, que por supuesto, no tiene.

Estos son los ingredientes que lleva Nezeni:

  • Agua destilada. Casi todos los productos cosméticos se crean sobre una base de agua. ¿El problema? Aunque pueda parecer contradictorio, el agua, a largo plazo, acaba resecando la piel, y una piel seca es una piel envejecida. El agua destilada es agua también, sí, pero mantiene el PH controlado en 7 y evita y combate las impurezas. Entonces, ¿por qué no la usan todos los fabricantes? Porque, como todo lo bueno, aumenta los costes de fabricación. Y es que estamos ante una crema para las arrugas para hombres que lleva ingredientes que solo se utilizan en la alta cosmética.
  • Ácido hialurónico. Una potente molécula que se encuentra de manera natural en nuestro organismo pero cuya generación interna se reduce a la mitad después de los 30 años. Y la ecuación es clara: con menos elementos que hidratan nuestra piel, menos hidratación y, con menos hidratación, más arrugas. (Leer más sobre el ácido hialurónico)
  • Aceite de aguacate. Hidrata y regenera la piel debido a su concentración de vitamina E y ácidos grasos. Es la estrella antiedad del mundo natural, un perfecto aliado para la hidratación óptima de la piel. (Beneficios del aceite de aguacate)
  • Argireline. La joya de la corona de esta crema antiarrugas hidratante. Se trata de un hexapéptido que reduce las arrugas existentes hasta en un 30%. ¿Te parece poco? No lo creas: es el mismo resultado que se obtiene con las inyecciones de bótox pero sin sus contraindicaciones, a lo que hay que añadir que, con una buena hidratación, se previene la formación de nuevos surcos en la piel, por lo que el resultado global es magnífico. Además, si te has hecho recientemente algo con Botox, ayuda a alargar su efecto. (estudio, estudio y estudio)
  • Ácido kójico. Se trata de una sustancia que proviene de un hongo japonés y que, en el impenetrable mundo de la cosmética, se emplea para despigmentar la piel: un cutis sin manchas siempre es un cutis más joven. (Leer más sobre el ácido kójico)
  • Manteca de karité. Otro ingrediente natural muy empleado en el mundo de la crema hidratante y antiarrugas, que basa su acción en la presencia de antioxidantes, nuestros aliados perfectos en la lucha contra los radicales libres que generan la excesiva exposición al sol y la contaminación, entre otros factores. (Beneficios de la manteca de Karité)
  • Ginseng. No es un antiarrugas ni un hidratante per se, pero sí es un eficaz acondicionador de la piel y un anti inflamatorio, que la deja perfectamente preparada para recibir y absorber sin barreras los anteriores nutrientes. (Artículo 1 y artículo 2)
  • Un poquito de perfume de ámbar y una pequeña cantidad de alcohol para conservar. Y puede que estés pensando “¡Ajá, como todas!”…

Pues no: si te fijas, en la mayoría de los productos cosméticos no aparece fecha de caducidad, porque la ley estima que no es necesario si rebasa los cuatro años (con el frasco cerrado).

La crema antiarrugas intensiva de Nezeni caduca, cerrada, a los dos años, debido precisamente a que se le añaden los mínimos conservantes, solo los necesarios para que puedas terminar tu bote sin problemas y tu piel coja todos los beneficios de sus principios activos sin ningún otro ingrediente lo impida.

El cuidado de la piel del rostro es un máximo y razón de ser de Nezeni como puedes ver. Recuerda que para aumentar sus efectos es aconsejable saber cómo limpiar y exfoliar la cara y también se recomienda el uso de aparatos como los cepillos limpiadores faciales eléctricos.

Lema y filosofía de Nezeni

Tal y como se puede leer en su web:

¡Intentamos democratizar la cosmética! Los buenos productos del alta gama hechos con calidad no tienen por qué ser para un grupo selecto que se pueden permitir pagar un alto precio. Nuestro éxito se basa en los resultados en la mayor cantidad de personas ofreciendo lo mejor de lo mejor a un precio justo.

Como producto de esta idea, nació Nezeni Cosmetics, una marca moderna que escucha al cliente y que ofrece la calidad de la alta gama a todo el mundo.

La gran mentira de las cremas antiarrugas

Puede que te sorprenda leer esto en un artículo que versa, precisamente, sobre una crema antiarrugas. Pero puede, quizá, que también te estés preguntando por qué la crema antiarrugas de Nezeni funciona donde las otras fracasan si, hasta donde has podido leer, muchos de los ingredientes son compartidos por esta y otras muchas cremas cuyo objetivo último es preservar la juventud del rostro.

Por supuesto, en primer lugar están las dosis, las concentraciones y todo lo relacionado con las patentes de los laboratorios, que consiguen fabricar elementos o ingredientes a la medida perfectamente específicos para cada marca.

Pero por otro lado, está lo que no ves: muchas de las marcas que se comercializan en supermercados y parafarmacias poseen algunos de estos ingredientes pero, si lees bien la etiqueta, verás que la fórmula se completa con multitud de alcoholes, conservantes, perfumes y colorantes que dan a la crema un aspecto quizá más agradable, pero que no borran la más mínima arruga.

El orden de los ingredientes en la etiqueta

Y hay otro punto más, el orden de los ingredientes que por regla general, importa y mucho. El Reglamento 116/2011, en su artículo 18, detallada este aspecto y las marcas han de colocarse de manera que el ingrediente que más porcentaje de peso tenga en proporción a los demás, se coloca el primero y el que menos presencia tenga el último. Por ejemplo, imaginemos que mi crema tiene 3 ingredientes: un 70% es todo agua destilada, el 10%% restante alcohol y un 20% ginseng, con esto en mi etiqueta debe aparecer primero el agua destilada seguido del ginseng y por último el alcohol.

Por tanto, la concentración de elementos hidratantes y antiedad es mucho menor que la que se da en la crema de Nezeni.

Las cremas de gama media-baja y media alta son en realidad hiperhidratantes

¿Qué ocurre entonces con las marcas que tan bien conocemos de gama media baja y media alta?

Que, básicamente, elaboran cremas hidratantes, y como tales sí, hacen su función. Y si lo primordial para tratar las arrugas es hidratar la piel, ¿cuál es el problema? Te lo diré: básicamente, lo que llaman cremas antiarrugas son cremas hiperhidratantes, que fabrican en distintas texturas para crear necesidades falsas en el consumidor: hidratante, sérum, contorno de ojos… En realidad, valdría una única crema aplicada en su justa medida (menos donde la piel es más fina, como en las ojeras).

Y te diré más: un gran porcentaje de estas cremas… ¡no funciona!

Y es que los alcoholes que emplean como conservantes resecan la fórmula en su núcleo, por lo que, aunque al aplicarla nos deje una sensación suave y aterciopelada por la cera que llevan, al poco tiempo vuelven a secar la piel.

¡El perfecto círculo vicioso, y el perfecto negocio para las empresas cosméticas!

Además, muchas de las cremas que conocemos incluyen en su formulación ingredientes que en dosis elevadas pueden perjudicar la salud. Es cierto que en pequeñas concentraciones son inocuos, pero ¿qué ocurre cuando alguien se aplica decenas de productos cosméticos un día tras otro, un mes tras otro, durante años? Aunque no hay estudios concluyentes al respecto, quizá sea mejor no jugar con fuego.

¿Y las cremas ecológicas? Lo mismo pero con el sello ecológico

Desgraciadamente juegan al mismo juego y sus resultados dejan mucho que desear.

Sí, son ecológicas: tienen la misma cantidad de conservantes y de alcohol, con la única salvedad de que estos son ecológicos (por las condiciones de fabricación), y muy poca proporción de principios activos. Eso sí, resultan muy gustosas por su alto contenido en aceites esenciales que, en realidad, no aportan nada al fin último de la cosmética antiedad.

El frasco, una forma de optimizar el uso de la crema antiarrugas intensiva de Nezeni

¿Eres de esos a los que se les eriza el vello cuando oyen cosas como “el diseño del packaging”? Bienvenido a mi club. Y es que cuando pagamos por una crema antiarrugas, queremos pagar para que nos difuminen las arrugas, no para que el frasco sea verde neón y la cajita exterior huela a fresa, que es, exagerando un poco, lo que pasa con la cosmética de alta gama; esa cosmética fuera del alcance del común de los mortales que pocos conocen y que es buena, sí, pero endiabladamente cara.

Nezeni no solo no infla el precio de su producto (49 euros por una antiarrugas de alta cosmética es un verdadero chollo) con el embalaje y el frasco, sino que va un pasito más allá y crea un tubo que ayuda a conservar el producto (por lo que requiere menos conservantes) y evita que se despilfarre.

Como aplicar la crema antiarrugas Nezeni

crema tratamiento intensivo antiage nezeni

En frasco ha sido seleccionado cuidadosamente por varios motivos y carece de ese tubito tan habitual en los perfumes con vaporizador, de modo que evitamos que parte de la crema se pierda atascándose en el tubo. La crema Nezeni funciona haciendo vacío.

Me explico, cuando abres la crema por primera vez, debes ponerla totalmente hacia abajo, hasta que esta salga por la ranura.

Con los sucesivos usos, se va creando un vacío en la parte inferior y la crema va subiendo, de manera que ni tocas la crema que no vas a usar (y así no se contamina con agentes externos) ni se te queda producto en los recovecos (que al final tendrás que tirar, seguro que te ha pasado con algunas cremas hidratantes en tubo).

¿Quién y cómo se puede dar la antiarrugas intensiva de Nezeni?

¡Todos! Hombres y mujeres, con todo tipo de piel. Es una crema que hidrata y reduce las arrugas, por lo que es válida tanto para quienes tienen ya surcos más o menos pronunciados como para quienes empiezan a verse en el espejo las primeras líneas de expresión.

Eso sí, no incluye factor de protección solar, así que si vas a tomar el sol o a pasar mucho tiempo a la intemperie, añade unas gotitas de protectora en tu rutina diaria.

Hidratación, firmeza y elasticidad: los tres factores que te aporta la crema de tratamiento intensiva para arrugas de Nezeni  y que influyen directamente en las arrugas y el envejecimiento de la piel. Hidratación firmeza y elasticidad que podrás ver a los siete días de empezar a aplicar la crema y que redundarán en un rostro más joven y atractivo.

¿Te atreves a adentrarte en el mundo de la alta cosmética accesible? Este es el camino, y se llama Nezeni.

Reseña Panorama
Valoración
Compartir
Periodista y proyecto de historiadora del arte. Me apasionan los fantasmas, la literatura del siglo XIX, Quim Gutiérrez, el chocolate y los gatos persas. Intento ser normal, pero creo que no me sale del todo bien. Aquí intento ayudarte y divertirte.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here