Inicio Mejores películas; Lo mejor de lo mejor de la historia del cine Mejores películas de fantasía… Coge la varita, digo el mando, y… ¡disfruta!

Mejores películas de fantasía… Coge la varita, digo el mando, y… ¡disfruta!

La fantasía es, con diferencia, el género con el que más esperan los espectadores sorprenderse. Parece fácil que, si rompes los límites y te permites el recurso de lo mágico en tu película, puedas crear algo completamente nuevo, ¿no? Efectos artificiales rimbombantes, varitas, un señor del lado oscuro y voilà.

Pues no.

Siempre me he considerado fan de las historias de este palo, pero a la hora de la verdad, cuando he ido a hacer una lista de mejores películas de fantasía (no de libros, de ser así la tarea hubiera sido menos ardua, lo admito), he encontrado pocas que realmente me apeteciese mencionar. Y es que no es fácil crear una historia de lo mágico, lo sobrenatural o lo mitológico sin caer en lo mismo de siempre. Y es una pena, porque estas historias han sido las que más juego me han dado toda la vida. Me recuerdo a mí mismo sentándome a horcajadas sobre una fregona como si fuera la Nimbus 2000 y aún con 18 años me da pena tirar el palo del helado Twister porque tiene el tamaño perfecto para hacer de varita. Pero ni por un momento penséis por mis palabras que la fantasía es solo para niños, no. Lo más bonito del cine fantástico es la forma que tiene de hacer de la magia la mejor manera de explicar una realidad que ni los más mayores entendemos.

Es por eso que esta entrada de recomendaciones de películas fantásticas va dirigida a todos vosotros, independientemente de vuestra edad, sexo o condición. Y es que, si la magia no tiene límites, ¿por qué hemos de imponérselos a sus admiradores?

Harry Potter de Chris Columbus o la historia que ha dejado cicatrices a dos generaciones enteras (año 2001)

mejores-peliculas-fantasticas-1

Emilio, eres más obvio que una cebra con rayas. Cierto, os acabo de soltar un discurso sobre lo difícil que es encontrar una historia de fantasía novedosa y vengo a hablaros de una de las sagas más vistas de la historia. ¿Cuál va a ser la siguiente recomendación? ¿El señor de los anillos?

Tenéis razón, lo siento. Pero es que nunca, jamás, me parece mal momento para convencer a más gente de que se contagie del virus potterhead. He visto a rezagados enamorarse de Hogwarts casi a los veinte, pero hacerlo. Y es que esta es probablemente la única saga que consigue conquistar tanto a fans de la fantasía épica como del urban fantasy. La única con la que podrás ser el protagonista tanto a los once como a los dieciocho años. La única que reflexiona acerca la vida, la muerte, la amistad, el amor, el bien y el mal sin dejar a un lado la acción y violencia que tanta adrenalina nos genera.

Merece la pena por ser el universo mágico más currado que he visto, elaborado como por un orfebre, al detalle. Merece la pena por personajes femeninos como Hermione Granger, Luna Lovegood y la profesora McGonagall. Merece la pena por lo bien conseguidos que están los efectos especiales. En general, merece la pena. Por todo. Y es que, aunque no lo sepas, no puedes vivir sin traspasar el andén 9 ¾ , soñar con Honeydukes y llorar con cada Avada Kedavra.

Tráiler de la primera película:

Piratas del Caribe de Jerry Bruckheimer o la saga de piratas por excelencia (año 2003)

mejor-peli-fantastica-2

La intención de este artículo no es tanto hacer un listado de películas fantásticas famosas como hacer un listado de películas fantásticas buenas. Pero es que una cosa no impide la otra. A veces el público es sabio, y ¿qué puedo decir? Piratas del Caribe no llega a los niveles comerciales de Harry Potter, pero tampoco estoy siendo el culmen de la originalidad recomendándola porque es una de las sagas de fantasía más icónicas de este siglo, lo sé.

Para explicarme, os voy a poner en situación: si hay algo que me suene tan aburrido como las manidas historias de caballeros, magos y princesas, son las historias de piratas. Difícil es encontrar fantasía épica que no me aburra, pero peor es encontrar una historia de alta mar que me llame la atención. ¿Cuál es la diferencia principal entre mi relación con estas dos temáticas? Pues que, pensando en piratas, hay una excepción que no podría pasar por alto al escribir este artículo: Jack Sparrow. Y, sin embargo, probablemente acabe estas líneas sin haberme remontado a la Edad Media ni un poquito.

Y es que creo que esa es la clave del éxito de esta saga: selecciona los ingredientes perfectos y los combina de forma magistral para que esta sea una historia que pueda gustar a los más escépticos, como yo. Jack Sparrow es un personaje pícaro que le da a la historia el humor que la ameniza y, aunque me cueste admitirlo por la tirria que le tengo a Johnny Deep, está brutalmente interpretado. Los villanos son perfiles de lo más interesantes. Orlando Bloom es la cara bonita de la historia, con una Keira Knightley que le haría sombra si no fuese porque interpreta el perfil de señorita de bien rebelada. Además, habemus representación española en las dos últimas películas con Cruz y Bardem.

Terminan de hacer redonda la historia los maravillosos efectos especiales, las subtramas amorosas y el hecho de que no se abuse mucho del mismo paisaje. Porque esa es una de mis exigencias: que se cambie el fondo o empiezo a aburrime. Y por suerte, aunque el mar juegue un papel importante en la película, la película no está ubicada en su 90 % en un barco, por lo que no nos saturamos. Serán cinco películas, pero son cinco películas para las que merece la pena encontrar tiempo.

Tráiler de la primera película:

Alicia en el País de las Maravillas de Tim Burton o cómo corromper un clásico para niños y que quede así de bonito (año 2010)

mejores-peliculas-de-fantasia-3

Tengo una GRAN debilidad por los remakes de cuentos clásicos. Ver en imagen real y con un tono y una estética algo más oscura las películas o cuentos con los que me bombardearon en la infancia me produce muchísima curiosidad. Llego al cine siempre con grandes expectativas. Y solo Burton, con sus decorados de sueño y pesadilla y su debilidad por los locos, consiguió cumplirlas todas en esta versión de Alicia, que además cuenta con su segunda parte también, A través del espejo. De ella podemos decir que es el perfecto híbrido entre la creación de Lewis Carroll y el arte al que el director nos tiene acostumbrados. Si realmente el cerebro del autor hubiese estado obnubilado por el consumo de opiáceos al escribir su obra, como muchos aseguran, estoy seguro de que hubiera tenido visiones de los troncos torcidos, los grandes castillos y los hongos gigantes que se incluyen en los paisajes de esta versión.

Los amantes de la fantasía caerán rendidos ante cada detalle de este sobrenatural mundo, construido desde una visión un tanto punk que, a quien le gusten las estéticas oscuras, le encantará. El encanto de sus personajes tampoco pasa desapercibido: el cabezón de la Reina Roja que hace Helena Bonham Carter, la picardía del Gato de Chesire de Stephen Fry y una inconformista Alicia interpretada por la entonces poco conocida Mia Wasikowska.

No te extrañe que entres en un bucle con estas dos películas. Es cierto, puede que signifique que estás un poco loco pero… ¿te cuento un secreto? Las mejores personas lo están.

Tráiler:

Un monstruo viene a verme de J.A Bayona o “cuando en España queremos, podemos” (año 2016)

mejor-peli-de-fantasia-4

Estoy TAN orgulloso de poder incluir una pieza nacional y nombrarla como una de las mejores películas de fantasía recientes… Bayona, gracias por tanto. Y es que esta adaptación al cine del libro de Patrick Ness (recomendadísimo también) es una obra llena de ternura y con mucho encanto, sin prescindir de algunas de esas escenas que caracterizan a Bayona y que, sin saber por qué, pues no son de terror explícito, te ponen los pelos un poco de punta.

La historia de un niño que solo desea que su madre enferma se cure, y al que empieza a aparecérsele un monstruo todas las noche para narrarle cuentos. La fantasía y realidad se solapan así en esta obra, y este desdoblamiento sirve para que reflexionemos acerca de temas tales como el valor, la enfermedad o la muerte. Y, por supuesto, el tema fetiche de Bayona: la familia. En específico, las relaciones madre-hijo. No voy a destripar nada, pero hay dos escenas en concreto, una entre la abuela interpretada por Sigourney Weaver y su nieto, y otra entre una madre ya muy enferma interpretada por Felicity Jones y su hijo, que… bueno, llevad pañuelos.

Llevándose nueve de los doce Goyas a los que estaba nominado en su año de estreno, 2016, esta película es una de las últimas demostraciones de que cuando nos ponemos (y recibimos suficiente financiación, ejem ejem), podemos hacer una fantasía digna de los blockbusters americanos. Y es por eso que la incluyo en esta lista.

Tráiler:

La cumbre escarlata de Guillermo del Toro o la historia de fantasmas más hipnótica que he encontrado (año 2015)

mejores-peliculas-de-fantasia-del-momento

No me podía ir de aquí sin hacer mención a Guillermo del Toro. Aunque muchas de sus obras son de realismo o realismo histórico con un trasfondo fantástico más que de fantasía en sí (El espinazo del diablo o El laberinto del fauno, por ejemplo), no es el caso de la obra de la que vengo a hablaros, La cumbre escarlata. Con un aire a Burton, y protagonizada por una de las musas de este, Mia Wasikowska (que hace doblete en esta lista), esta película que bien podría definirse como de terror soft o un cuento de fantasmas algo sangriento, ha sido una de las películas fantásticas que más me ha hipnotizado.

La estética es una maravilla: haces un screenshot de la película en cualquier momento y seguramente te salga una preciosidad de fotografía. Hasta los efectos especiales cutres para hacer los fantasmas quedan bien. El vestuario y el decorado me parecieron de ensueño. Los personajes son, cuanto menos, atrayentes: al de Tom Hiddleston le rodea un halo de misterio que me mantuvo en vilo toda la película y a Jessica Chastain no le puede quedar mejor el glamour siniestro del que impregna al personaje.

De esta obra lo único que puedo decir es que no conseguí despegar los ojos de la pantalla. Ojo, no es una película para todos los públicos: La cumbre escarlata es una historia para morbosos, para fans de las historias escandalosas y la sangre facilona, como yo. Si sois de los míos, os aseguro que, al menos, un buen rato os hará pasar.

Tráiler:

La bella y la bestia de Christophe Gans, o la película que creéis que habéis visto pero no habéis visto (año 2017)

mejores-peliculas-fantasia-en-3d

Es el segundo remake de un cuento clásico que os traigo en este artículo, pero antes de que saquéis vuestras conclusiones, voy a iluminaros: no, no es la película de La bella y la bestia protagonizada por Emma Watson. Aunque esa también la vi y me fascinó en muchos aspectos (La protagonista, Gastón, la música…), el filme al que vengo a hacer publicidad apareció unos años antes. Concretamente, en 2014, y firmado por Europa.

La versión franco-alemana de este cuento, en el que los roles principales los toman Léa Seydoux (conocida por su papel en La vie d´Adele) y Vincent Cassel (conocido por innumerables participaciones en proyectos de todo el mundo), es una joya visual. La fotografía de la película es, literalmente, mágica. Cada detalle está pensado para que el espectador reciba el conjunto como si estuvieran narrándole una fábula más que poniéndole una película. Hay cierta dosis de oscuridad en ciertos puntos de la película, así como un halo de sensualidad que hace madurar la trama. La historia se desliga totalmente de la versión animada de Disney y se acerca más al cuento de siglo XVIII, por lo que es comprensible que os mostréis confundidos: ni la historia es la misma, ni su presentación está tan edulcorada. Pero es mejor, mucho mejor, así. Lo malo es que no hay canciones bonitas. Eso sí, para bonito el trabajo con la caracterización y el vestuario, una joya en mayúsculas. Los vestidos de Léa son dignos de exponerse en un museo.

Voy a concluir autocorrigiéndome: aunque he empezado esta review categorizando el filme como el remake de un cuento, podría decirse que es un cuento en sí mismo. Concretamente, la historia de amor y fantasía que te gustaría que te contarán antes de dormir ahora que ya eres adulto.

Tráiler: