Inicio Los mejores cuchillos de supervivencia Los mejores cuchillos de caza mayor

Los mejores cuchillos de caza mayor

Tanto si eres aficionado como si abundas en experiencia en la caza mayor, sabrás que las piezas tras las que vas a ir hacen del cuchillo un complemento frente al resto de armas que utilizarás. Aun así, este complemento es verdaderamente útil si queremos que la caza se resuelva con más comodidad que trabajo. Las armas de fuego o los perros son el paso inicial antes de que entre en juego el cuchillo, pero no podemos esperar a ese momento para buscar la herramienta conveniente, sino que debemos ir preparados de antemano.

Este tipo de cuchillo no está obligado a soportar condiciones de supervivencia o aventura, por lo que sus materiales y su forma se permiten dar cabida a la estética. Identificaremos rápidamente muchos de estos cuchillos por los motivos relacionados con la caza y el campo, como pueden ser las empuñaduras de madera, los elementos como astas, dientes o pieles, o la decoración del mango de la propia herramienta con formas animales. De entre todos los que veamos, conviene diferenciar dos grupos muy distintos: el cuchillo de remate y el cuchillo de desuello.

Un cuchillo de remate tiene una función muy específica, y conviene no utilizarlo en cortes que no cumplan esos requisitos, ya que corremos el riesgo de que la hoja no quede en condiciones adecuadas para rematar al animal, dificultándonos la tarea. Ésta, el remate, ha de ser algo rápido y limpio, características que son clave para el aspecto de nuestro cuchillo. Por norma general, nos encontraremos ante un cuchillo de doble filo y hoja larga, ya que así es como se logra una herida profunda que alcance los órganos diana en un solo ataque, a la vez que es capaz de desgarrar el mayor número de tejidos a su paso gracias a la acción simétrica de ambos cortes de la hoja. El tamaño no ha de ser muy ancho para que nuestro movimiento pueda ganar en rapidez, y, si conocemos bien el lugar de incisión para el remate, solo con este cuchillo podremos actuar sobre el animal. Siempre ha de estar lo más inmovilizado posible, y hemos de haber practicado la maniobra para una incisión tan crucial.

Por su parte, el cuchillo de desuello se encarga de preparar al animal, siendo su función separar la piel de la pieza una vez le hemos dado muerte. Si bien esta tarea también se lleva a cabo en caza menor, para los ejemplares de caza mayor es necesaria una herramienta más resistente, puesto que debemos realizar más fuerza durante más tiempo. Estos cuchillos se distinguen muy fácilmente del resto, tienen en muchas ocasiones una empuñadura perpendicular a la hoja, formando una “T”, en lugar de continuar la línea como ocurre en otros. Su hoja es mucho más corta de lo habitual, y proporcionalmente más ancha, aprovechando al máximo la fuerza que hagamos con la herramienta.

Recuerda que siempre es imprescindible limpiar y desinfectar estos cuchillos tras su uso, debido al contacto con la carne, que puede conllevar una infección de la hoja si no somos cuidadosos con su higiene. Sea cual sea el objeto de la caza, una hoja infectada estropeará el tejido del animal, pudiendo imposibilitarlo para ser cocinado o desaprovechando su piel.

Ten en cuenta todos estos aspectos a la hora de buscar el cuchillo que utilizarás, así podrás preocuparte tan solo de que la jornada de caza resulte tal y como la habías preparado.