Inicio Los mejores cuchillos de supervivencia

Los mejores cuchillos de supervivencia

Si ya estás barajando comprar un cuchillo de supervivencia es porque estás decidido a aprovechar un paso más allá tu idea de aventura. Claro que, ¿en cuántas ocasiones de verdadera supervivencia vas a tener este objeto a mano? Esta cuestión ha de acompañarnos al fijarnos en cada una de las características que describen el cuchillo que encontremos.

Las necesidades a las que vayamos a exponernos son las que mandan. La mayoría de los cuchillos de supervivencia están adaptados a un rango semejante de ambientes, pero está claro que no necesitarás una hoja que soporte temperaturas extremas si tus expediciones sólo se realizan en el territorio español, por ejemplo. Si necesitas ir desprovisto de herramientas para aligerar peso, tus necesidades son mayores, es otra situación. Si lo echas en falta a la hora de cazar no tiene que soportar las mismas condiciones que si ha sido fundamental para construirte un refugio.

La exigente tarea de este elemento requiere que no ceda ante grandes presiones ni golpes secos. Es decir, no puede partirse. Esto se logra con un cuchillo de una sola pieza metálica, en la que la hoja se continúa bajo la empuñadura. Son las hojas enterizas. Lo más común es que contenga filo a un lado y sierra al otro. Utilizando cada borde para el corte adecuado (rama, tallo, piel, ropa…) evitaremos desgastes innecesarios. Si quieres que dure mucho tiempo, limpia la hoja después de cada uso, y afílala en cuanto notes que no corta tan bien como al principio.

En algún espacio tendrás que llevar el cuchillo, y una vez más tu necesidad manda: si utilizas el cuchillo solo para ocasiones específicas, quizás un estuche dentro de una mochila sea el mejor transporte; sin embargo, si necesitas tenerlo siempre a mano te convendrá tener una funda atada o enganchada al cuerpo o a la ropa, y con la precaución de que la hoja esté lo menos expuesta posible. El orificio que encontrarás al final del mango es otra solución más, el lanyard hole, por el que podemos pasar un cordón para atarlo. Una vez más, ¿dónde necesitas atarlo? Desde luego, que un filo como estos vaya colgando no es buena idea, así que ten en cuenta qué te queda libre para llevarlo. El otro agujero que se encuentra en la hoja permite un segundo punto de agarre por si hace falta atarlo a una vara o manejarlo con un elemento de por medio.

Un cuchillo de supervivencia nos va a permitir prescindir de muchas herramientas, pero, por cada herramienta que sustituya tendrá que adaptarse a un manejo diferente. Podemos usarlo como machete o como punzón, para cortar materiales profundos o para cortes finos como dar forma a una estaca. Cuando mires cada modelo, no busques un cuchillo en particular, más bien imagínate en la situación que vas a encontrarte y fíjate en qué momentos has visto que necesitas un cuchillo como estos. Y es que, aunque a veces la supervivencia se trata se sobrevivir, otras veces se trata de súpervivir.