Inicio Barba Cortapelos | ¡Córtate esas greñas, hippie!

Cortapelos | ¡Córtate esas greñas, hippie!

Comparativa de los mejores cortapelos del mercado

En esta comparativa de cortapelos hemos seleccionado cuidadosamente los mejores modelos del mercado, para que sólo tengas que elegir de un rápido vistazo el que más se adapte a ti tanto en precio como en características. Si quieres leer detalladamente lo que tiene cada modelo, sigue leyendo a continuación.
MOSER 1400MOSER PRO LITHIUMREMINGTON HC5880REMINGTON PROPHILIPS ROTARIOPHILIPS 15
cortadora de pelo moser 1400 cortapelos moser pro cortadora de pelos remington cortapelos remington pro cortapelos philips rotatorio cortapelos philps modelo 15
+ de 600 opiniones
Nota media: 4,3 sobre 5 ★★★★
+ de 15 opiniones
Nota media: 4,8 sobre 5 ★★★★★
+ de 50 opiniones
Nota media: 4,5 sobre 5 ★★★★★
+ de 700 opiniones
Nota media: 4,3 sobre 5 ★★★★
+ de 140 opiniones
Nota media: 4,4 sobre 5 ★★★★
+ de 700 opiniones
Nota media: 4,3 sobre 5 ★★★★
Precio y link de compra:
EUR 40,64
Precio y link de compra:
EUR 124,99
Precio y link de compra:
EUR 64,95
Precio y link de compra:
EUR 43,95
Precio y link de compra:
EUR 56,49
Precio y link de compra:
EUR 22,50
***

¿No te ha ocurrido nunca? Una mañana cualquiera, aún en ese trance legañoso que separa la vigilia y el despabile, te miras al espejo y te encuentras con un tipo asalvajado, despeluchado, un desconocido loco que poco tiene que ver con esa imagen delicada y noble que tenías de ti mismo. La conclusión ante el horror es inevitable: ha llegado la hora de ir a cortarte el pelo. Tu peluquero de confianza te pregunta: “¿Cómo lo quieres hoy?” Y tú respondes: “Como siempre, cortito por aquí, un poco más largo por allá, la raya acullá, y ojito con el remolino”. Y ante el sonido de las tijeras, cierras los ojos y te encomiendas al dios heleno, Meleno. Alea jacta est.

La última vez que pisé una peluquería corría por lo menos el año 1994, y desde entonces he utilizado cortapelos domésticos de diversas calidades, así que sé de lo que hablo. Recuerdo perfectamente que le dije al peluquero, la última vez que aposenté en su acolchado trono mis humildes posaderas: “Lo quiero casi rapado por atrás y por los lados, y por arriba un poco más largo”.

Una petición sencilla, ¿verdad? Y habitual. Cosas de complejos adolescentes; sigo teniendo un pedazo de señora cabeza, pero ya me da más igual. El caso es que el hombre hizo su trabajo, y cuando me preguntó “¿Qué tal?” y me enseñó su magna obra jugando con varios espejos para facilitarme el acceso visual al completo, sentí una extraña mezcla de vergüenza, instinto asesino y desesperación. “Muy bien”, conseguí balbucear, aunque por dentro pensé lo que dijo el cuervo. “Nunca más”.

Me había dejado como Concha Velasco después de un viaje en moto, lo juro.

Buscando más o menos ESTO:

corte de pelo en peluqueria Me encontré con ESTO:

cortarse el pelo en peluqueria

No me digas que no te ha pasado nunca. Todo el camino a casa, que hice cuesta arriba y a toda velocidad por evitar encuentros con amigos y conocidos, empecé a fraguar mi plan para hacerme con una máquina cortapelos. Total, ¿podría yo mismo dejarme peor que aquello? NO.

Empezó ahí mi experiencia con mi primera máquina de cortar el pelo. En realidad era poco más que una trasquiladora de ovejas, unida a un cable que había que enchufar sí o sí, arriesgando un serio proceso de electrocución debido a las bajas calidades del material que la conformaba. Porque la compré bien barata, todo un Frankenstein de la estética. La marca era Solac (lo que hacían, ¿lo hacían bien? Supongo que en otras cosas, sí, aunque en su defensa diré que jamás desplegué el papelillo con las instrucciones), pesaba como el cadáver de un soplón y sus accesorios consistían en una especie de pasador de hierro colado que se enganchaba al cabezal con unas palancas y tornillos que se apretaban o aflojaban para regular la longitud del corte, unos artefactos puntiagudos de utilidad indescifrable para mí, y nada más. Y pinchaba, ¡cómo pinchaba! Además de dar tirones de pelea de patio, te irritaba la piel del cráneo, como si Freddy Kruegger hubiera decidido darte unas palmaditas. Sólo lo utilicé una vez, pero el resultado me hizo comprender que, como en muchas otras buenas compras, el precio iba a tener que ir acompañado de la calidad.

Pero corrían otros tiempos. Actualmente, en el mercado hay calidad suficiente, de sobra de hecho, para poder hacerse uno con la cortadora eléctrica ideal y por un precio muy asequible. Y cortarse el pelo uno mismo, si no tienes —o no quieres— ceder a nadie la responsabilidad de convertir tu peinado en un ecce homo, es una tarea que requiere de un breve aprendizaje que, si se lleva a cabo con un poco de cuidado, puede garantizar un resultado perfecto.

Hay tutoriales al respecto y lo veremos más adelante, así que puedes saltarte mi método autodidacta del final; de momento vamos a hablar de los mejores cortapelos, no sólo en relación calidad precio, o su distinción doméstica o profesional, sino de sus accesorios y características, que pueden hacer que te decantes por uno u otro modelo en función de tus preferencias.

Mi primer y último cortapelos:
Cortapelos philips 1996

 

¿Qué marca de cortapelos es mejor?

Se habla mucho de los cortapelos Moser, tecnología peluqueril punta alemana y, sin duda, de muy eficientes resultados como todo lo que hacen. Yo no las he probado nunca, utilizo actualmente una Philips, pero he oído hablar de ella y, quizá, cuando mi cortapelos expire y se despida de mí en su lecho de muerte, me decida por una de esta marca. Tiene opiniones muy positivas y según leo en Amazon parece ser que es la marca de cortapelos que usan los peluqueros profesionales.

Cortapelos Moser con cable | La cortadora más vendida de Moser

cortapelos moser con cable barato

★★★★ Nota media: 4,3 sobre 5
Precio cortapelos Moser: EUR 40,64

Esta máquina para cortar el pelo es pura ingeniería alemana con cabezal de corte con afilado de diamante. El precio es asequible y los resultados excelentes, siendo muy apreciado el no tener que hacer muchas pasadas para conseguir la uniformidad en el corte, aunque en estos tiempos que corren, todas ofrecen similar ventaja.

La única pega que podría encontrarle es la imposibilidad de utilizarla sin enchufe; a veces el cable se interpone entre tu peinado y tú y puede resultar incómodo, pero su importancia es mínima si es otro quien va a encargarse de cortarte la melena. Y anuncian a bombo y platillo su ¡PRECISIÓN de la SELVA NEGRA!, signifique eso lo que signifique. A mí casi me han convencido.

Cortapelos profesional Moser sin cable

maquina cortapelos moser sin cable★★★★ Nota media: 4,8 sobre 5
Cortapelos Moser precios: EUR 124,99

El precio aumenta una barbaridad respecto a su análoga, y no sólo por la carencia del cable o su calidad más orientada a un corte profesional, sino por los accesorios que la acompañan. Si puedes desembolsar esta diferencia y no tener que alimentarte medio mes a base de macarrones con tomate, sin duda es una gran elección. También apta para barba de varios días y rasurado (o casi) del vello corporal. La batería dura, y dura, y dura…

 

Cortapelos Remington | El mejor calidad precio

cortapelos remignton inalambrico

★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Precio cortapelos Remignton: EUR 64,95

Las opiniones de los usuarios hablan por sí solas. Amplio catálogo de accesorios, batería duradera, cómoda, robusta, resistente al agua, fácilmente desmontable para su limpieza, presentado en un elegante maletín… El Terminator de los cortapelos.

 

Cortapelos Remington | El modelo más vendido del mercado

cortapelos remington pro ★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Precio cortapelos Remington: EUR 43,95

Este cortapelos Remignton es muy versátil, aunque no llega a rasurar. Algunos usuarios alegan que la potencia de corte es poco eficaz con pelo fino y abundante, pero en general es una máquina excelente, algo más asequible y, por lo tanto, no es de extrañar que disfrute de tantos compradores satisfechos.

 

Cortapelos Philips ergonómico con giro de cabezal de 180º

cortapelos philips con cabezal que gira 180 grados

★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Precio cortador de pelo philips: EUR 56,49

Suave y preciso, con un cabezal rotatorio que facilita la rasuración en la parte de atrás de la cocorota. Batería duradera, accesorios, cómoda a más no poder… Dicen que Telly Savalas exclamó, poco antes de morir:

“¡Qué gran pena, calvorota,
no haber tenido esta Philips
del cabezal que rota!”

Cortapelos Philips barato, o debería decir… ¡El cortapelos más barato del maldito Universo!

cortapelos philips bueno y barato

★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Precio cortadora de pelo Philips: EUR 22,50

Esta cortapelos Philips es, quizá, la mejor opción para un usuario a nivel “Yo Mimmo”. De hecho, es la que utilizo desde hace bastante tiempo, y no me he visto en la necesidad de cambiarla nunca por otra, pues cumple con sus funciones a la perfección y, además, está casi tirada de precio; poco más de 20 euros. Aunque aún me quedan algunos lustrosos cabellos en algunas zonas de la cabeza, sé que estrenaré con ella el aciago día que ha de llegar, en que las carencias capilares y los excesos cartoniles me obliguen a quitar el cabezal regulable con una lagrimita, y pasar al modo Krilín… por los tiempos de los tiempos. Amén.

 

Consejos para elegir un cortapelos

consejos elegir cortapelos hombre

Aunque es un producto aparentemente pensado para hombres, o así nos suele hacer pensar la publicidad en general, lo cierto es que una máquina cortapelos tiene tantos usos para tantos géneros, cabellos, condiciones y circunstancias como queramos (o nos atrevamos a) darle. Hombres, mujeres y niños; incluso mascotas, ¿por qué no? Por supuesto, hay que tener en cuenta varios puntos a la hora de elegir qué cortapelos comprar.

¿Cuánto me quiero gastar? ¿Tengo un cabello complicado, duro, fino, enrevesado, liso, sedoso, abundante, escaso? ¿Voy a utilizarlo a menudo? ¿Quiero que deje el pelo bien cortito y además recorte barbas, o rasure? ¿Es cómodo, es pesado, manejable? ¿Me lo voy a llevar de viaje? ¿Me importa que tenga o no tenga cable? A todas estas preguntas sólo puedes responder tú.

Puedes leer las miles de opiniones de los usuarios de las diversas máquinas y dejarte convencer a tu propio ritmo; ese es mi consejo, por supuesto. Por un principio lógico, nunca te fíes de lo que te diga un fabricante que sólo desea venderte su producto. Tenemos la gran suerte de vivir en una época conectados al instante con prácticamente TODO lo que queramos saber, y el mejor cortapelos del mercado está ahí, agazapado en la sombra, esperándote con sus dientecillos afilados.

Yo lo utilizo al completo más o menos una vez cada mes, mes y medio, pero además doy algunos recortes al arbusto de vez en cuando, si observo que la cabeza empieza a crecerme sólo a lo ancho, o el nimbo crucífero se me electrifica en lo alto y perfila una redondez exagerada.

Quizá tú tengas doce hijos y siete vecinos gorrones e incautos y le vas a dar muchísimo más uso; elige una robusta y rápida. A mí me sirve una barata, ligera y sencilla. Lo que no he conseguido nunca ha sido utilizarla de recorta barbas. En realidad este último cacharro, que compré aparte, me da mejores resultados sencillamente porque tiene un cabezal más estrecho y cómodo, aunque sospecho que si mi barba fuera más frondosa y vikinga, sí que podría hacerlo.

También tengo por seguro que, cuando llegue el día del rapado, me voy a decantar por aquella hermosura Philips del cabezal rotatorio. Tuve una infancia agitada cuyo resultado es un cráneo lleno de bultos y cicatrices, que mostraré con orgullo cuando me convenza a mí mismo, ardua tarea, de que el chichón es bello.

Cómo cortarse el pelo en casa con una máquina de cortar el pelo

como cortarse el pelo en casa con cortapelos

En realidad es mucho más sencillo de lo que parece. Siguiendo las instrucciones de cualquier tutorial de internet llegarás a hacerte un auténtico profesional de la máquina cortapelos. A menos que tu intención sea raparte, en cuyo caso estás a salvo, sé que siempre está ahí el temido zummmmÑÑÑÑÑIAAAOOUUUUUNNNNmmmmm que indica, ¡oh maldición!, que te has hecho un insalvable trasquilón, cuya única cura es, al fin y al cabo, un rapado al cero. Se puede evitar. Ahí tienes todos los tutoriales que necesites, todos explicados por gente un millar de veces más profesional que yo.

En el vídeo usan en cortapelos Remignton Quick Cut. Qué curioso y pequeño es el jodío.

Cortapelos remington quickcut★★★★★ Nota media: 4,6 sobre 5
Precio máquina corta pelos Remignton: EUR 36,95

¿Mi experiencia? Jamás he seguido ningún tutorial (y no miento), ni me he hecho nunca un trasquilón (miento), y los resultados han sido siempre los que he buscado. ¿Sabes? Lo único que hay que tener es pulso firme en las zonas delicadas y no perder la concentración durante unos minutos.

Yo lo hago de la siguiente manera, aunque por supuesto no llevo un peinado demasiado sofisticado, que digamos, y la operación, en total, no me lleva más de diez o quince minutos: empiezo por los lados. Si voy a quererlo al 7, pongo la cuchilla al 10, y subo con cuidado, alejando la máquina a medida que va llegando a la parte superior, hacia las sienes, donde me lo voy a dejar más largo. Contorneo los lados, siempre de abajo arriba, y por detrás al tacto. Una vez finalizado, compruebo con un espejito (el mismo que me acompaña desde hace años) el resultado. ¿Bien? Bajo la cuchilla al 7 y repito la operación. ¿Mal? Corrijo los mechones que se hayan salvado de la quema.

NO QUITO NI UN SOLO INSTANTE EL PEINE PROTECTOR; eso lo hago siempre al final. Después voy a la parte superior; el cortapelos Philips que utilizo da bastante margen, pero si no, siempre puedes darle primero un poco (atención: un poco) a las tijeras. Lo paso por toda la cabeza a conciencia, siempre con el máximo de medida que da el cortapelos, y después, ¿adivinas? Lo de antes. Voy bajando medidas de dos en dos o de tres en tres. Cuando el flequillo tiene la longitud que quiero, no lo toco más. Cuando el antaño remolino, ahora tonsura monacal, está en su punto, no lo toco más. Así de simple. Después… Cuidado.

El perfil de la nuca y el cogote necesitan de un espejo, y todo el mundo sabe que un espejo se opone a la realidad. Si tiras hacia la izquierda, moverás realmente hacia la derecha. Y no olvides nunca que, como en el chiste de las lentejas, lo que entra no sale. Lo que cortes, quedará cortado. Ya le he pillado el truco, pero empecé apoyando siempre la cuchilla en el punto de la nuca, SIN CORTAR, y hacía varias veces los movimientos que, creía, iba a necesitar, hacia abajo esta vez, hacia el cuello. Cuando lo tenía más o menos claro, ya podía darle.

Milímetro a milímetro. Sin prisas. Con amor. Con pasión. Con mimo. Dejo la máquina en el lavabo tantas veces como haga falta para echar vistazos hasta que estoy seguro de que he terminado. Pasar después a las patillas, último paso, es pan comido después del cuello.

Y recuerda: otras cosas no, pero el pelo vuelve a crecer. Una temporadita con el cráneo al fresco te entrenará mejor para la próxima ocasión que cincuenta mil tutoriales.

Y se acabó el gastar el dinero. Lo único que echo de menos de la peluquería es la maravillosa sensación de que un extraño te lave el cabello, único momento de la vida —junto a un buen masaje de El Mejor Osteópata de Madrid, por ejemplo— en que podemos permitirnos, oh caramba, que la condición sexual pierda todo su significado, acercándonos así a ese momento “ostras o caracoles” con la inocencia debida a las circunstancias.

Así, feliz, sabiéndome un ahorrador nato (una vez calculé cuánto llevaba ahorrado en peluquerías desde que empecé a utilizar máquinas recortadoras de cabello, y era un señor porronaco de tres ceros de euros), y sabiéndome un tipo rompedor, guapo a rabiar, elegante y refinado, me ducho y salgo del baño, para que mi señora admire mi Gran Obra Capilar. Y vaya si lo hace. Siempre dice lo mismo:

—Pero, ¿qué mierda te has hecho ahí?

 

***

Precios

El rango de precios de los cortapelos va desde los 20 € los más sencillos y baratos para uso doméstico, hasta los 200 € los más profesionales que sólo encontraremos en tiendas especializadas. Es importante que tengas en cuenta este aspecto, ya que como sabes casi siempre lo más barato, acaba saliendo caro. Aunque, dicho esto, en el caso particular de los cortapelos, existen modelos como el philips, que por poco más de 20 € tienes un aparato excepcional que te durará, si lo cuidas, varios años.

Mejores marcas

Estas son las mejores marcas de cortapelos del mercado:

logotipo moserlogotipo remingtonLogotipo de Philips

Para saber más sobre ellas o conocer a fondo los productos directamente de mano del propio fabricante, no tienes más que hacer click en la imagen.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here