El mejor dentista de Madrid. Mi opinión personal

Mejor dentista de madrid

Ir al dentista en Madrid no tiene por qué ser un dolor de muelas. Te aseguro que tienes muchas y muy buenas opciones para tratar tus caries, la inflamación de las encías que padeces o, simplemente, para ponerte unas carillas o algunos implantes dentales que mejoren la apariencia de tu sonrisa y te permitan disfrutar de una mordida como cuando eras un niño.

Aquí voy a hablarte acerca de cómo encontré al mejor dentista de Madrid. Aunque creyese que no, descuidé mi higiene bucodental demasiado y, al final, me vi obligado a hacerme empastes y obturaciones, reconstrucciones, endodoncias… Pero acerté y, al final, hasta me salió muy bien de precio ponerle a mi hijo la ortodoncia que necesitaba. Y con un trato personalizado y que me transmitió confianza desde el minuto uno

[ Descubre la pasta de dientes ayurvédica que conocí en La India y ahora no quiero otra ]

¿Cómo elegir al mejor dentista de Madrid?

Lo más importante es que acabes eligiendo al dentista recomendado en Madrid para ti. Estos consejos te vendrán bien:

  1. Cercanía: cuanto más cerca esté de tu casa o de tu lugar de trabajo, mejor. Así invertirás menos tiempo y dinero en el transporte.
  2. Precio: quienes me conocen (y tú te irás dando cuenta conforme sigas leyendo) saben que no considero el dinero, ni mucho menos, lo más importante al escoger dentista. Pero es un factor relevante. Al final, los precios por tratamiento de uno a otro no suelen diferir mucho, pero si vas a requerir de bastantes visitas, lo acabarás notando. Tampoco te fíes de aquellas clínicas que te ofrecen rebajas ostentosas o precios disparatadamente bajos. Créeme, hay trampa.
  3. Clínica privada mejor que franquicia: no hay color. Al final de esta reseña te explico más profundamente por qué.
  4. Confianza: cuestión de ‘feeling’, que diría Pep Guardiola. Hay dentistas que, desde el primer momento, te hacen sentir más seguros. La primera visita suele ser gratis, así que aprovecha para establecer conexión con tu dentista.
  5. La primera cita: debe incluir el análisis diagnóstico y radiológico y la elaboración del presupuesto y del plan de tratamiento. Si llegas a una clínica y no te hacen nada de esto, vete directamente a otra.
  6. Tiempos: al igual que en cuanto al dinero, los mejores dentistas de Madrid no engañan en cuanto a plazos. Por ejemplo, si tienes que hacerte un implante, tendrás que esperar entre 2 y 3 meses como mínimo desde que te realicen la cirugía de colocación hasta que te pongan la corona. Estos plazos son mayores si es necesario extraerte una pieza. Si te dicen que pueden hacerte las dos cosas el mismo día o en un plazo menor, huye.
  7. Busca opiniones de otros usuarios: un buen complemento. Saber cómo les ha ido a otras personas en esa clínica dental en la que te has fijado te ayudará a hacerte una idea de qué esperar de ella. 

Especialidades más comunes de dentistas

Especialidades mas comunes de los odontologos

La odontología es la ciencia que estudia los problemas que tienen lugar en los dientes, las encías, la lengua, las mandíbulas y, en general, todo el aparato estomatognático. Este es el que nos permite hablar, sonreír o comer, por ejemplo. Las especialidades que abarca son:

  1. Ortodoncia: modificación de la mordida y alineación dental para una oclusión normal.
  2. Periodoncia: tratamiento de los tejidos que sujetan los dientes (encías, maxilar, hueso alveolar…). Sus especialistas se ocupan de la gingivitis o la piorrea, llamada oficialmente periodontitis.
  3. Odontopediatría: o dentista pediátrico. Se ocupa de las enfermedades y problemas bucodentales propios de los niños con dientes de leche o definitivos.
  4. Endodoncia: especialidad dedicada a la extracción de la pulpa dental y la limpieza de los conductos radiculares.
  5. Radiología maxilofacial: realización, estudio e interpretación de radiografías de la boca.
  6. Cirugía maxilofacial: conjunto de intervenciones quirúrgicas sobre tejidos blandos y duros de la boca. Está directamente relacionada con la implantología y con la extracción de muelas del juicio cuando continúan dentro de la encía.
  7. Implantología: centrada en la sustitución de piezas dentales naturales por otras artificiales..
  8. Prostodoncia: diseño, fabricación y colocación de coronas, puentes y prótesis removevibles o fijas. 
  9. Patología bucal y maxilofacial: se ocupa del diagnóstico de enfermedades del aparato estomatognático que expliqué antes.
  10. Higiene bucodental: sus especialistas realizan las limpiezas y curetajes destinados a eliminar el sarro de dientes y encías.

[ Cepillar tus dientes con un cepillo eléctrico tiene muchos beneficios, descúbrelos ]

Tratamientos más comunes de los dentistas

Tratamientos mas comunes de los dentistas

Carillas dentales

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son finas láminas de composite, porcelana o zirconio que se colocan en la parte frontal de los dientes con el propósito de mejorar su apariencia estética. Son muy útiles para disimular pequeñas fracturas, decoloración, etc. Se moldean sobre el propio diente y de forma personalizada para cada uno. En ocasiones, es necesario limar un poco cada pieza para que queden bien.

¿Para quiénes se recomiendan las carillas dentales?

Los mejores dentistas en Madrid recomiendan el uso de carillas dentales a quienes:

  1. Han sufrido decoloración en sus dientes.
  2. Poseen manchas visibles amarillas o marrones.
  3. Tienen pequeñas fracturas en el esmalte.
  4. Poseen pronunciados espacios interdentales llamados diastemas en su sonrisa.

Las carillas dentales suponen la alternativa más económica y rápida para solucionar estos problemas estéticos de la boca.

Tipos de carillas dentales

En función del material con el se fabrican, puedo hablarte de tres tipos de carillas dentales:

  1. Carillas dentales de composite: el composite es una resina estética similar a la utilizada para los empastes. Se moldea muy fácilmente y se coloca en una sola sesión de pocos minutos. No conlleva efectos secundarios y es muy barato. Estas carillas son recomendadas para defectos estéticos leves en los dientes y ofrecen la ventaja de poderse reparar una y otra vez sin problema. Esto es muy importante ya que tienen una duración media de entre 5 y 7 años y tienen a perder color y brillo con el paso del tiempo.
  2. Carillas dentales de cerámica: son más caras que las de composite, pero también mucho más fuertes, resistentes y duraderas. De hecho, pueden permanecer en perfecto estado hasta 20 años, aunque si se fracturan es necesario retirarlas e instalar nuevas, es decir, no se pueden reparar. También ofrecen un acabado más natural. Para colocarlas, es necesario hacer una primera visita al dentista en la cual realizará un molde de la mordida ya que deben fabricarse en un laboratorio. Son las mejores carillas dentales para problemas graves en la sonrisa como, por ejemplo, fracturas pronunciadas, decoloración fuerte, etc.
  3. Carillas dentales de zirconio: las más novedosas y las recomendadas para personas con recesión gingival (retracción de las encías). Ofrecen un acabado muy natural ya que dejan pasar la luz al igual que lo hace el esmalte. Son 100 % biocompatibles y el procedimiento para su colocación es similar al de las carillas de porcelana. Sin embargo, son un poco más caras. Por mi experiencia, puedo decirte que, actualmente, solo se ofrecen en las mejores clínicas dentales de Madrid.

En cualquiera de los tres casos, la colocación de las carillas dentales no duele. Además, su vida útil dependerá de que lleves una correcta higiene bucodental cepillándote tres veces al día y usando seda dental, acudiendo a revisiones cada 6 meses o 1 año y evitando comer alimentos muy duros.

Ortodoncia

¿Qué es una ortodoncia?

Una ortodoncia es un tratamiento estético y funcional destinado a prevenir y corregir las alteraciones de los dientes que provocan problemas de mordida y una sonrisa antiestética. Lo que busca es desplazar la posición de las piezas dentales para que se sitúen en su posición normal. Se lleva a cabo mediante aparatos fijos (brackets) o removibles (férulas).

¿Para quiénes se recomiendan las ortodoncias?

Las ortodoncias se recomiendan para personas con:

  1. Problemas de mordida: sobremordida, mordida cruzada, mordida invertida o mordida abierta.
  2. Desviación entre líneas de dientes: la línea que separa a los dos incisivos mayores (las paletas) no coinciden con el centro de los incisivos inferiores.
  3. Diastemas: espacios interdentales excesivos.
  4. Apiñamiento: algunas personas no poseen el espacio maxilar en la mandíbula suficiente como para alojar todas las piezas dentales, lo que hace que unas se ‘monten’ encima de otras.
  5. Prognatismo y retrognatismo: desplazamiento de la mandíbula inferior o superior hacia fuera, respectivamente.

Las ortodoncias suelen realizarse durante la pubescencia y la adolescencia ya que, en esa fase, los maxilares no se han desarrollado plenamente y es más fácil corregir estos problemas. Sin embargo, también pueden llevarse a cabo en adultos, aunque los tratamientos son más largos.

Tipos de ortodoncias

  1. Ortodoncia metálica: emplea brackets de acero inoxidable en la cara externa del diente. Es la más barata y la más común. También es la culpable de que me pusiesen unos cuantos motes en el colegio.
  2. Ortodoncia lingual: también usa brackets de acero inoxidable. Sin embargo, se colocan en la cara interna del diente para que pasen desapercibidos. Es un tipo de ortodoncia invisible.
  3. Ortodoncia de porcelana o cerámica: los brackets de estos materiales poseen una apariencia muy parecida a la del diente y pasan más desapercibidos. También son más delicados que los metálicos y más caros.
  4. Ortodoncia de zafiro: emplea brackets transparentes apenas visibles al abrir la boca.
  5. Ortodoncia Invisalign: se basa en la colocación de una férula transparente invisible y que se puede quitar. Esta funda debe ser renovada conforme el problema se va corrigiendo. Es la más estética de todas, pero no válida para todos los problemas de mordida.

En cualquier caso, el tratamiento de ortodoncia no acaba cuando nos quitamos el aparato. Posteriormente, debemos usar una férula de descarga durante la noche para evitar que el problema corregido vuelva a aparecer.

Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Un implante es un tratamiento destinado a sustituir una o varias piezas dentales perdidas. Consta de dos partes:

  1. Implante metálico: con forma de tornillo. Se coloca directamente en el hueso de la mandíbula como la raíz de un diente normal. Se fabrica en materiales totalmente biocompatibles y se integra en el hueso en 2-3 meses. Si se cuida bien, dura toda la vida.
  2. Corona o puente fijo: se ubica sobre el implante y simula la apariencia de uno o varios dientes. Generalmente, se fabrica en porcelana o materiales similares y tiene una duración de 10-15 años.

¿Para quiénes se recomiendan los implantes dentales?

Para personas que han perdido una o varias piezas dentales y que quieren recuperar la estética de su sonrisa y disfrutar de una mordida perfecta. También es la solución para quienes, por culpa de las caries o el bruxismo, tienen dientes y muelas muy deterioradas sobre las cuales no puede aplicarse otro tratamiento que no sea la extracción.

Tipos de implantes dentales

  1. Implantes endoóseos: el implante, generalmente de titanio, se coloca directamente sobre el hueso maxilar. Son los más habituales.
  2. Implantes subperiósticos: en lugar de un tornillo, se coloca una especie de montura sobre el maxilar y justo debajo de la encía. Son más rápidos y sencillos de hacer pero solo son válidos para personas jóvenes y sin infecciones u otros problemas bucales.

Para colocarte un implante dental, te recomiendo que visites al mejor implantólogo de Madrid. Este es un tratamiento complejo que requiere de cirugía y que necesita su tiempo y muchos cuidados. Además, existe riesgo de rechazo si se sufre piorrea, problemas cardíacos o excesiva retracción de la encía. Así que no te la juegues por unos euros menos.

Ácido hialurónico en los labios

¿Qué es el ácido hialurónico para los labios?

El ácido hialurónico es una sustancia natural presente en la piel y en otros muchos tejidos del organismo que se caracteriza por retener y atraer el agua. Esto hace que los labios luzcan ‘gorditos’ y bien hidratados. Sin embargo, con el paso de los años, el cuerpo pierde capacidad para producirlo, lo que provoca falta de elasticidad y firmeza en la zona. Afortunadamente, se puede corregir inyectándolo de forma externa.

¿Para quiénes se recomienda el ácido hialurónico en los labios?

El ácido hialurónico tiene una función principalmente estética y sirve para dar vitalidad y rejuvenecer los labios. Sin embargo, también es útil para quienes sufren de labios resecos y son tendentes a padecer yagas, heridas y quemaduras por el sol.

Tipos de ácido hialurónico

  1. Ácido hialurónico no reticulado: se presenta en forma líquida y se aplica a través de inyecciones. Sus efectos son visibles durante 3 meses, aproximadamente.
  2. Ácido hialurónico reticulado: tiene forma de gel y puede aplicarse inyectado o sobre la piel. Del primer modo, dura entre 6 y 9 meses en los labios antes de desaparecer.


¡Ojo! No confundas el ácido hialurónico con el bótox. La primera es una sustancia natural que no genera efectos secundarios y que puede ser aplicada por un dentista. En cambio, la toxina botulínica no y, además, puede provocar reacciones alérgicas.

Endodoncia

¿Qué es una endodoncia?

Si te digo que una endodoncia es un tratamiento destinado a extraer la pulpa dental y limpiar los conductos radiculares, probablemente no entiendas ni ‘papa’. En cambio, si especifico que este tratamiento dental es a lo que popularmente se le llama ‘matar el nervio de un diente’, seguramente ya sepas de que hablo.

¿Para quiénes se recomiendan las endodoncias?

La endodoncia se recomienda a personas que tienen la pulpa dental de una pieza concreta inflamada o necrosada por culpa de una caries. Esto genera sensibilidad al frío y al calor, dolor intenso, infecciones y, en los peores casos, aparición de abscesos de pus o flemones. Antes de realizarla, es necesario acabar con dichas infecciones, si existen.

Tipos de endodoncias

  1. Endodoncias multirradiculares: se realizan sobre las muelas ya que poseen más de dos conductos radiculares. Son las más complejas.
  2. Endodoncias birraduculares: se ejecutan sobre los premolares, que poseen dos conductos radiculares.
  3. Endodoncias unirradiculares: se llevan a cabo sobre incisivos y colmillos que solo poseen un conducto radicular.

El procedimiento para realizar una endodoncia llevado a cabo por los mejores dentistas de Madrid es siempre el mismo. Se anestesia la zona y se realiza un agujero sobre el diente para llegar hasta la pulpa. Después, se extrae y se limpian los conductos radiculares. Finalmente, se ejecuta una obturación (empaste) para sellar el agujero y se manda al paciente a casa. ¡Y se acabó el dolor!

También te digo que una endodoncia es el último recurso posible para evitar la pérdida de una pieza dental y que, según avalan diferentes estudios, la vida de esta será limitada. Generalmente, se conserva bien entre 10 y 15 años después de extraer la pulpa. Una vez que vuelve a deteriorarse, ya solo es posible extraerla y realizar un implante que la sustituya.

Rellenos de ácido hialurónico

¿Qué son los rellenos de ácido hialurónico?

El ácido hialurónico, al igual que en los labios, puede utilizarse para aportar hidratación y volumen a la frente, el mentón, los pómulos o cualquier otra zona del rostro. En una clínica dentista especializada también pueden realizarte este tratamiento.

¿Para quiénes se recomiendan los rellenos de ácido hialurónico?

Para personas que quieren reducir la apariencia de las arrugas de su rostro, aportar elasticidad a su piel y disfrutar de una mejor hidratación. De hecho, se recomiendan especialmente para personas con piel seca.

Tipos de rellenos de ácido hialurónico

He hablado de ellos unas cuantas líneas antes, así que no voy a repetirme. La única diferencia es la zona en la que se aplican estos rellenos de ácido hialurónico.

¿Cuál es el precio medio de un dentista en Madrid?

Cuanto cuesta un dentista en madrid

¿Escuchas la palabra ‘dentista’ y tu bolsillo se echa a temblar? A mí también me pasa. Pero es un gasto necesario para conservar nuestra salud bucodental en el presente y en el futuro. Según mi experiencia y tras una larga investigación, puedo decirte que estos son los precios medios de los principales tratamientos realizados por los mejores dentistas de Madrid. Recuerda que son aproximados:

  1. Primera visita con revisión, valoración, estudio radiológico y presupuesto: gratis en la práctica totalidad de las clínicas dentales madrileñas que he consultado.
  2. Limpieza dental: 45-50 €. 
  3. Obturaciones (empastes): 50-55 €.
  4. Reconstrucciones y grandes reconstrucciones: entre 60 € y 80 €.
  5. Curetaje (limpieza de sarro del interior de las encías): 60 € por cuadrante, es decir, 240 € en total si necesitas hacértelo en toda la boca.
  6. Endodoncia: entre 130 € y 180 € dependiendo de si es unirradicular, birradicular o multirradicular.
  7. Implantes dentales: entre 1100 € y 1400 € por pieza. La valoración y el estudio suelen ser gratis.
  8. Carillas dentales: dependerá si son de composite (150-250 € por pieza), porcelana (400-600 €) o zirconio (600-800 €).
  9. Ortodoncias: en todas ellas tendrás que pagar entre 150 y 200 € por el retenedor final. El precio del tratamiento dependerá también del tipo de ortodoncia:
  • Ortodoncia metálica con brackets externos: 2500-3000 €.
  • Ortodoncia lingual: 6500-7500 €.
  • Ortodoncia de porcelana o cerámica: 3000-3500 €.
  • Ortodoncia de zafiro: 3500-4000 €
  • Ortodoncia Invalisign: dependerá del número de férulas necesarias para corregir el problema dental. La mayoría de clínicas cobran entre 3500 € y 4000 € si se requieren 15 o menos y entre 4500 € y 5000 € si se precisan más de 15.
  1. Blanqueamiento dental: 250-350 €.
  2. Extracciones: entre 50 € y 80 € dependiendo de la pieza.
  3. Ácido hialurónico en labios: 250-300 € por sesión.
  4. Ácido hialurónico en el rostro: el mentón, los pómulos, la mandíbula y las ojeras son las zonas más caras (450-700 € por sesión). Frente, entrecejo y patas de gallo, las más baratas (90-150 €).

Dentista en Madrid por la Seguridad Social

La Seguridad Social cubre más tratamientos dentales de lo que muchos piensan. En general, los habitantes de toda España podemos disfrutar de los siguientes:

  1. Inflamación e infección.
  2. Biopsias.
  3. Extracción de incisivos, caninos, premolares, molares y muelas del juicio (aunque requieran cirugía).
  4. Cura de heridas, traumatismos y lesiones.

Es decir, todos podemos acudir a un dentista de urgencia si tenemos cualquiera de estos problemas y recibir tratamiento inmediato. Sin embargo, la Seguridad Social no cubre empastes, implantes, reconstrucciones, ortodoncias, etc. Al menos, no en todos los casos.

En Madrid tenemos la suerte de disfrutar del Programa de Atención Dental Infanto/Juvenil destinado a niños de entre 6 y 16 años. Este nos permite disfrutar de un dentista infantil cuando nuestros hijos necesiten cualquiera de estos tratamientos:

  1. Obturaciones y reconstrucciones en piezas definitivas con caries.
  2. Endodoncias.
  3. Extracciones de dientes de leche y definitivos si no queda otra solución.
  4. Limpieza dental para eliminar el sarro y la placa bacteriana.
  5. Sellado de fisuras.
  6. Tratamiento de traumatismos y malformaciones en incisivos y caninos.

El único tratamiento no cubierto por el dentista pediátrico público es la ortodoncia, sobre el cual la Comunidad de Madrid ofrece interesantes opciones de financiación y carencia a 3 años. Yo, que tengo un hijo de 11 años, he probado el servicio y, la verdad, no tiene nada que envidiar al proporcionado por los dentistas privados. ¡Y gratis!

¿Qué cubre un seguro dental?

Ahora bien, si quieres ser previsor y no tener que aflojar la pasta cuando llega el momento de ir al dentista, siempre puedes contratar un seguro. Generalmente, estas son las coberturas que ofrecen:

  1. Odontología preventiva: las limpiezas dentales y los sellados de fisuras para evitar fracturas siempre que no precisen de empaste suelen estar incluidos en estas pólizas.
  2. Diagnóstico: radiografías, TAC dental u ortopantomografía, por ejemplo. También se incluyen sin coste adicional.
  3. Extracciones: también suelen ser ‘gratis’. Incluidas las de muelas del juicio que requieran cirugía.
  4. Implantes: generalmente, el estudio implantológico está cubierto, pero no así el implante y la corona. Al menos, en su totalidad. Aquí suele prevalecer la fórmula del copago.
  5. Ortodoncias: igual que respecto a los implantes. Es habitual que se ofrezcan condiciones de financiación especiales.
  6. Otras coberturas: los costes de las endodoncias y obturaciones solo son cubiertas en su totalidad por los mejores seguros dentales. En el resto de casos, se asumen por copago.

Todas estas coberturas son habituales en las pólizas dentales de Adeslas, Mapfre o Asisa, que son las que cuentan con mayor número de usuarios en España. Evidentemente, existen diferentes tipos con mayor o menor número de tratamientos cubiertos. También los hay que cubren los tratamientos de los hijos, de la pareja, etc. 

¿Mi consejo? Elige una póliza dental que cubra sin copago los tratamientos más habituales como, por ejemplo, empastes, limpiezas bucales y extracciones. También debes saber el estado de tu boca y prever que en el futuro puedes necesitar implantes. Y, si tienes hijos, que ofrezca buenas condiciones en ortodoncias. Al final te saldrá rentable.

Franquicias VS clínicas privadas, ¿cuál elegir?

Franquicia o clinicas privadas de odontologia

No niego que haya dentistas buenos en Madrid trabajando en franquicias odontológicos. Pero, si tengo que elegir, yo me quedo con las clínicas privadas sin dudarlo. Te explico por qué:

  1. Atención personalizada: en las clínicas privadas recibimos un trato mucho más atento y acabamos teniendo un dentista de confianza. Sin embargo, en las franquicias cambian y no siempre nos atiende el mismo.
  2. Rentabilidad: según mi experiencia, los dentistas privados buscan siempre la mejor solución para el paciente. En cambio, las franquicias tienen la rentabilidad del tratamiento siempre entre ceja y ceja ya que deben llegar a las cotas de facturación marcadas por el empresario.
  3. Experiencia: la mayoría de dentistas tardan bastantes años en abrir su propia clínica y, cuando lo hacen, tienen una formación y un bagaje muy alto. Sin embargo, en las franquicias se suele recurrir a recién titulados para pagar menos y ahorrar costes.
  4. Precios: es cierto que las clínicas dentales privadas de Madrid suelen ser un poco más caras que las franquicias. Pero es que usan materiales de mejor calidad y realizan todas las pruebas necesarias para garantizar que el tratamiento elegido es el más adecuado para cada uno. La boca es muy delicada y merece la pena invertir en ella un poco más.

En definitiva, a la hora de comparar clínicas dentales privadas y franquicias, no hay color. Y no solo lo digo yo, si no cualquiera que haya probado ambas opciones. Hazme caso, sigue todos los consejos que te he dado aquí y te garantizo que, al final, elegirás al mejor dentista de Madrid para ti y para tus hijos.

Responder

Deja tu comentario
Please enter your name here