¿Cuál es la verdadera historia detrás de cada cóctel? ¿Fue un barman quien los inventó? ¿Qué tipos de alcohol mezclaban? Detrás de cada trago famoso, de esos que se agitan en cocteleras y usan curiosos utensilios de coctelería y luego se sirven en copas anchas, largas o bajas, hay un origen. Este origen, en la mayoría de los casos, es dudoso, y siempre hay debate al respecto.

Cada cóctel lleva ingredientes particulares que lo dotan de ese sabor exquisito: zumos, frutas, licores de diversos tipos, azúcar, hojas de especias, bebidas carbonatadas… Un sinfín de mezclas que los barmans, camareros y cocteleros han ido experimentando a lo largo de la historia.

Además, he intentado dar con la posible receta original de cada uno. Y digo posible porque, en muchos de ellos, es complicadísimo saber cuál fue la mezcla de oro de la que partieron. Si eres coctelero profesional, déjame un comentario con tu versión histórica si lo crees conveniente. Estaré encantado de incluirla en el texto. 😀

Y a partir de aquí ya me callo, y me pongo a contaros el origen de los cócteles más importantes over the world.

El archiconocido Mojito

Posiblemente uno de las más famosas bebidas para “empezarlanochevengavamospallá” y cóctel playero por excelencia.

origen e historia del mojito

Pero, ¿de dónde viene el mojito? ¿Quién lo inventó?

El mojito, según los historiadores, tiene su origen en el siglo XVI entre olas, piratas y abordajes de barcos. En esos tiempos, el escorbuto era una dolencia habitual de los del parche en el ojo.

Para combatirlo bebían zumo de lima, pero como eran machotes de pelo en pecho, necesitaban darle un poco de chispa a la cosa, así que lo mezclaban con un ron blanco llamado “tafia”, de tan malísima calidad como el que te pueden dar en cualquier after cutre. Después le añadían un poco de azúcar para matar el asqueroso sabor, y hojas de menta para facilitar la digestión.

Pero los eventos de aquellos años están ahogados entre las olas, y las historias de los trovadores y cuentacuentos del siglo XXI bullen de partidarios y detractores.

Se dice que Ernest Hemingway popularizó el mojito gracias a la frase célebre que escribió en la puerta del servicio del bar La Bodeguita de en Medio, que rezaba así:

“My Mojito en la Bodeguita… my Daiquirí en el Floridita”

Aunque la mayoría de la gente dice que esta historia es falsa.

Muchos otros le otorgan la brutal expansión que ha tenido por el mundo a James Bond. Sí, sí: al famoso agente británico 007, que en la película Muere otro día, se lo ofrece a la bellísima Halle Berry.

Sea esto cierto o no, lo que sí que es verdad verdadera es que, si se hace bien, abriendo los aromas y sabores con el mortero y otros utensilios de coctelería, estárá increíblemente delicioso.

Receta para hacer un Mojito auténtico

  • 12-20 hojas de hierbabuena
  • 1 lima y otra lima más para decoración
  • 50ml de Ron blanco tipo Bacardi(aprox. 2 vasos de chupito)
  • Soda (sustituible por 7up o Sprite, aunque sería un sacrilegio total)
  • 2 cucharaditas de azúcar blanco o moreno claro (todo sobre los diferentes tipos de azúcar)
  • Mucho hielo picado (y para mí, aquí está la clave)

Te interesa: el listado definitivo de los restaurantes de moda para cenar en Madrid.


El Daiquirí

foto daiquiri original

Otro cóctel de origen cubano lleno de controversia sobre su nacimiento. Si indagas en los polvorientos libros de cualquier biblioteca, hay una historia que parece repetirse por doquier.

En los primeros años del siglo XX, en un lugar remoto cercano a Santiago de Cuba, había una playa llamada Daiquirí, y muy cerquita de ella, un norteamericano llamado Jennings S. Cox explotaba una mina de hierro.

Entre pico y pala y gracias a una inesperada visita del capitán del Ejército Libertador Cubano, J. Cox se inventó una mezcla de varios ingredientes para refrescar al capitán, ya que no quería quedar mal dándole solo ron. Aquel mejunje de ron blanco, azúcar, zumo de limón y hielo picado, fue bautizado como Daiquirí.

Más tarde, nuestro amigo alcohólico Ernest Hemingway lo popularizó a su modo. Como le gustaba beber poco al hombre, él lo pedía con 118 mililitros de ron blanco (el doble de lo normal; tío listo, el amigo Ernest), hielo picado, zumo de pomelo, zumo de limón y licor de cereza marrasquino.

Parece que el Daiquirí que se sacó de la manga Hemingway fue llamado “Papa Hemingway”.

¿Será cierta, o será una falsa leyenda, esta historia del Daiquirí? Solo cuando se invente la máquina del tiempo, lo descubriremos.

Receta original para hacer un buen Daiquirí

  • 90 ml de ron blanco
  • Zumo de una lima (recomiendo muchísimo  no echar el zumo en sí, sino echar pedazos de la lima y removerlos con fuerza con el azúcar)
  • Dos cucharas de azúcar
  • Cubitos de hielo

El Margarita

coctel de margarita clasico

El Margarita quizá sea el cóctel con más historias diferentes detrás, y lo único seguro es que se hace con tequila, que nació en Méjico y que ninguna leyenda sobre su origen prevalece sobre las demás.

Por un lado hay quien dice que este famoso cóctel lo inventó un camarero de Tijuana, que lo ideó para una pelirroja llamada Margarita, de quien se había enamorado.

Otra historia relata que la hija de un embajador de la zona, cuyo nombre —casualmente— era Margarita, fue honor y causa de que un barman lo creara a partir de una bebida que ella tomaba para combatir el calor mejicano.

Una de las historias más conocidas es la de otro barman, enamorado de una actriz de Estados Unidos que se llamaba Marjorie King, quien no podía beber nada más que tequila; y claro, nuestro amigo coctelero quería algo más que prepararle bebidas a la buena moza, por lo que ideó, para ligársela, el legendario cóctel. Solo para ella.

Estaba claro que el tío utilizaba la estrategia más clásica de todas: emborracharla y sacar el babuino a pasear.

¡Audaz y valiente bravucón! Pero… ¡esto no se hace, niños!

Receta Margarita Clásico

  • 3 chupitos de tequila blanco
  • 2 chupitos de Cointreau
  • 1 chupito de zumo de lima
  • Sal fina para empapar el borde de la copa
  • 1 taza de hielo

El Bloody Mary

receta bloody mary clasico

¿Cómo una bebida que mezcla tomate y vodka ha dado la vuelta al mundo, convirtiéndose en unos de los cócteles más famosos?

Pues no sé. Yo lo atribuyo a la magia. Solo con mirar una foto, ya apetece:D

La historia más sonada entre los bares es que dos bebedores natos de Chicago andaban probando esta mezcla, originalmente creada por un francesito coctelero en su París natal, y mejorada tras su llegada a los EEUU.

Tanto les gustó a los dos colegas norteamericanos, que decían que les recordaba a una camarera de otro bar, a quien llamaban Bloody Mary y bautizaron como tal a la mezcla.

Yo recuerdo haber probado este cóctel por primera vez en Madrid, tras ver cómo se la servían a una mujer muy guapa. No me gustó nada. La bebida, digo, no la mujer. 😀

Receta original de un Bloody Mary

  • 1/4 de limón
  • 1/4 de lima
  • 60 ml Vodka
  • 120 ml de zumo de tomate
  • 2 gotitas de tabasco (aquí, un poco al gusto de cada uno)
  • 2 cucharaditas de salsa Worcestershire

La Piña Colada

La piña colada no iba a librarse de una azarosa historia. Claro que no, amigo, claro que no.

Parece que quien la creó fue un español que se ganaba el sueldo en hoteles y bares de Puerto Rico.

Esta bebida se hizo oficial en Puerto Rico en 1978 y se la atribuyen a Ramón Portas Mingot, barman que, un día como otro cualquiera, mezcló en una batidora los ingredientes que dieron vida a la piña colada.

Esta es de las más conocidas, y hasta hay una placa que se lo da de largo.

placa conmemorativa historia pina colada

Otra leyenda, que puede ser igual de válida, es la del español Ricardo Gracia, barman que acabó trabajando en el Caribe Hilton de San Juan de Puerto Rico,  donde daban la bienvenida a sus huéspedes con una bebida llamada Coco Loco.

Esta se saboreaba en un coco, pero tras una huelga de los recogedores de cocos, el barman español tuvo que ingeniárselas para inventar algo parecido, así que, en vez utilizar un coco como vaso, usó una piña. Mezclada con su pulpa, daba el gustito a lo que hoy es la piña colada.

También circula por ahí que, a principios del siglo XIX, el pirata Roberto Cofresí, con parche en el ojo y pata de palo (como decía Sabina), se la daba a sus grumetes para infundirles ánimos, pero tuvo la mala suerte de que lo detuvieron y lo sentenciaron a pena de muerte, perdiéndose así su receta para siempre.

Y digo yo: si se olvidó la receta, ¿cómo se sabía que la mezclaban con ingredientes parecidos? ¡CHAN, CHAN!

Receta del cóctel Piña Colada

  • 30 ml de ron blanco
  • 90 ml de zumo de piña
  • 30 ml de leche de coco

La Caipiriña

caipirinha original de cachaza

Cuando se oye la palabra Caipiriña, uno viaja mentalmente a Brasil (aunque no haya estado nunca allí), y se imagina en sus playas disfrutando del calorcito y de uno de estos cócteles con Garota de Ipanema de fondo, o la melodía tranquila de una Bossa Nova.

La Caipiriña (o Caipirinha, como se escribe en portugués) se convirtió en 2003 en la bebida oficial de Brasil. Su origen podría ligarse al de las Batidas, que eran zumos de frutas mezclados con el aguardiente que sacaban del azúcar de caña, la bien llamada Cachaça , bebidos sobre todo en fiestas y rituales durante el siglo XIX.

La batida que más se bebía era la de limao, la cual evolucionó a la capiriña de hoy día cuando se pudo mezclar con el hielo picadito, que le da ese toque refrescante y especial.

Y como no puede haber solo una historia en el mundo de los cócteles, pulula otra versión que dice que durante la epidemia de la Gripe Española, en 1918, se daba a los enfermos una mezcla de miel, ajo y zumo de lima, que con el paso del tiempo ha ido cambiando hasta lo que es hoy. Increíble, cómo una bebida para tratar la gripe acaba en algo alcohólico. Sin duda, el ser humano es el mejor. 😀

Receta para hacer una Caipiriña

  • Cachaça
  • Una lima partida en 8 trozos
  • 2 cucharadas de azúcar blanco
  • Hielo picado

El Manhattan

cocktail manhattan clasico

 

Creo que no va a haber un cóctel en esta lista sin un pasado turbio y poco claro.

La historia más popular del Manhattan relata que nació de la mano de la mismísima madre de Winston ChurchillJennie Jerome, quien lo creó en el Manhattan Club de Nueva York durante una fiesta que se celebraba en honor de Samuel Tilden, candidato a la presidencia de los Estados Unidos.

El cóctel gustó tanto que se le puso el nombre del club y… Bueno, el resto ya te lo puedes imaginar.

¿Hay alguna otra historia por otro lado? ¡Claro! La de un barman al que llamaban Black, allá por los años de 1860, que lo servía en un local de Brodway, en pleno centro de Manhattan.

Y espera, que hay otra historia un poco más rara aún. Cuenta que dos amigos de Nueva Orleans, que iban en barco a Manhattan, no tenían más que beber que whisky y vermut. Como buenas almas borrachísticas, decidieron juntarlos para ver qué pasaba; y mira, ya lo podrían haber patentado.

Receta para hacer un Manhattan

Según la Asociación Internacional de Bartenders, el Manhattan se hace con:

  • 50 ml de whisky de centeno o whisky canadiense
  • 20 ml de vermut rojo
  • 1 chorrito de angostura

Sex on the Beach

historia del coctel sex on the beach

Seguro que piensas que el cóctel Sex on the Beach se llama así porque, durante una noche de pasión, dos enamorados lo idearon entre risas, sexo pasional y un cigarrito de después, o algo así. Qué pena que la historia real ni se parezca a esto ni tenga ese origen.

Este cóctel fue el ganador de un concurso entre coctelerías en Florida. Su creador, Ted Pizio, lo denominó así por ser un nombre que atraía; es decir, marketing al 100%. Y bien que le funcionó.

El certamen coincidía con las vacaciones de primavera del año 1987, cuando la empresa Fort Lauderdale lanzó al mercado un nuevo licor de melocotón. Para darle bombo a su bebida se montó el concurso, en el que ofrecían un premio de 1000$ al bar que más licor vendiera.

Gracias a Pizio, y a que el lugar se llenó de jóvenes, él lo tuvo claro con el nombre. Arrasó completamente y ganó el concurso.

Receta clásica Sex on the Beach

  • 40 ml Vodka
  • 20 ml de zumo de melocotón
  • 40 ml de zumo de arándanos
  • 40 ml de zumo de naranja

El Ruso Blanco

origen e historia ruso blanco

El Ruso Blanco es un olvidado cóctel que resurge cada cierto tiempo. A mí nunca me ha llamado eso de mezclar alcohol con nata o leche. Uff…

No he encontrado referencia alguna acerca de quién ideó la receta por primera vez. Lo que sí dicen los libros de historia es que ya se bebía en la década de 1930, y si piensas que viene de Rusia… estás equivocado, ya que en Finlandia lo tenían por bebida típica.

Este cóctel tuvo su mayor explosión en 1998, cuando se estrenó la película El Gran Lebowski, de los hermanos Cohen. Su personaje protagonista, El Nota, interpretado por un genial Jeff Bridges, es un adicto a este trago: a lo largo de  la película no para de pedirlo y beberlo. Esto le dio una gran fama, ya que la peli es épica.

¡Va por ti, Nota!

el ruso blanco de el gran lebowski

Receta del Ruso Blanco

  • 45 ml de licor de café
  • 30 ml de vodka
  • 22 ml de nata  fresca o en su defecto, leche, aunque no le dará la consistencia cremosa

El Long Island Tea

historia y receta long island ice tea

No sé si lo sabrás, pero desde 1920 hasta 1933 hubo una ley que prohibía vender alcohol en los Estados Unidos: la Ley Seca.

Se aprobó para intentar reducir la violencia de aquella época, pero la jugada salió mal, ya que cuando prohíbes algo, te nacen los enanos alrededor: con esta ley nació un mercado sumergido de venta de alcohol y… más violencia. ¡Y lo más impresionante es que duró 13 años! FLI-PA.

Aunque tuvo sus cosas buenas, como el nacimiento del cóctel Long Island Tea. Inventado por un barman que quería ofrecer a sus clientes lo que pedían, y para no dar el cante y que no lo descubrieran, mezcló y mezcló ingredientes hasta dar con un cóctel que tenía un sabor parecido al té helado.

Este ingeniero coctelero se llamaba Bishop. Y fue su hijo quien, años más tarde, perfeccionó la mezcla hasta convertirla en lo que es hoy.

Pero esta historia no es la única, porque hay otra que acontece muuuuuchos años más tarde, en 1970, cuando el barman Robert Butt (Roberto… ¿Trasero?) ganó un concurso donde había que utilizar, sí o sí, el Triple Seco.

Y te estarás preguntando: ¿cuál es la mezcla que tiene un Long Island Tea para que se parezca al té?

Receta del Long Island Tea

A mí, este cóctel me parece una bomba del copón:

  • 15 ml de vodka
  • 15 ml de ginebra
  • 15 ml de ron
  • 15 ml de licor de naranja (Triple seco)
  • 15 ml de tequila
  • 25 ml Lemon juice, fresh
  • Un poquito de refresco de cola (no quiero mencionar marcas :D)
  • 1 rodaja de limón

El Cosmopolitan

origen coctel cosmopolitan

Dicen que el Cosmo, como también se le conoce, fue inventado por una maestra de los cócteles llamada Cheryl Cook en 1985, en el bar The Strand, en Florida. Muchos niegan esta historia, y hasta dicen que esa tal Cheryl nunca ha existido.

Uno o dos años más tarde hubo dos barmans que lo popularizaron (ojo, no quiero decir que lo inventaran ellos, solo lo llevaron al paladar del resto de la gente). Uno fue John Caine, quien lo extendió por la zona de San Francisco, y  el otro fue el barman Toby Cecchini , quien lo modificó hasta dar con el Cosmopolitan que se bebe hoy en día.

También hay un libro que se publicó en 1934 sobre cócteles llamado Pioneers of Mixing at Elite Bars , en el que aparecía la fórmula de una mezcla muy parecida (cómo mola decir fórmula ¿eh? Suena alquimista y todo), solo que no se utilizaba mi querida ginebra (sí, soy de Gin Tonics), sino que se apostaba por Vodka ruso.

Aunque esos barmans hicieron bien su trabajo para difundirlo, fue la serie de televisión Sexo en Nueva York y Sara Jessica Parker quienes lo llevaron a la fama total, así como otros personajes célebres como Madonna.

Receta original del Cosmopolitan

  • 40 ml de Vodka
  • 15 ml Cointreau
  • 30 ml Zumo de arándanos
  • 15 ml Zumo de lima fresco

El Martini

origen martini clasico

Hace mucho que descubrí que el Martini era una mezcla de ginebra y vermú. Siempre había pensado que era algún tipo de alcohol que se extraía de la fermentación de algo, no de la unión de dos algos.

De origen Italiano y con muuuuchos años de historia a sus espaldas, la receta ha ido mejorándose año tras año desde la época romana, o eso dicen.

Pero el inicio, y lo que le dio su nombre, proviene de la unión de ideas de dos amigos, Alessandro Martini y Luigi Rossi, que en 1863 lanzaron al mercado su  Martini, una bebida que, esperaban, representara a su amada Italia.

A partir de ahí, se presentaron a multitud de concursos, ganándolos todos, y para 1912 ya se habían adjudicado el primer puesto en más de 53 eventos.

Más tarde, gracias al cine, a James Bond y a su mítica frase “Vodka Martini, agitado, no revuelto“, se hizo todavía más famoso. Pero espera, ¿he dicho Vodka? Como todos los cócteles, hay mil versiones partiendo de la original, y la que lleva Vodka es una de ellas.

Receta clásica del Martini

  • 55 ml de ginebra (o de Vodka si vas a hacer un Vodka martini, el James Bond)
  • 15 ml de vermut seco
  • Aceituna para decorar

El Mai Tai

origen coctel mai tai

El padre de este cóctel americano fue Víctor Julio Bergeron, que fundó una cadena de restaurantes en 1934 llamada Trader Vic.

Tiempo después, en 1944, unos amigos Tahitianos fueron a visitarlo, y ahí, entre mezclas y degustaciones, exclamaron “Mai tai roa ae” , que significa “¡Muy bueno, algo de otro mundo!“. ¿Adivináis ahora por qué se llamó Mai Tai?

Se dice también que Ernest Beaumont Gantt, la principal competencia de Trade Vic, aseguraba que él ya servía en sus restaurantes un cóctel muy parecido; que era él el padre del Mai Tai. Lo curioso es que siempre guardaba en secreto sus recetas y no pudo probarlo nunca.

En cambio Víctor Julio hasta lo inscribió en el registro civil de cócteles (pero, ¿eso existe? No lo sé, he estado buscando y no encuentro nada. Quizá ya ha desaparecido).

Receta original Mai Tai

  • 40 ml de ron blanco
  • 20 ml de ron añejo
  • 15 ml de curaçao naranja
  • 15 ml de sirope de Orgeat
  • 10 ml de zumo del lima

Hay muchísimas variantes de la receta del Mai Tai; esta es la que sale en IBA (Asociación Internacional de Bartenders).

El Julepe de Menta

historia del julepe de menta

Menudo nombre, Julepe. Se supone que “Julepe” proviene de la palabra árabe yulleb (que venga alguien que hable árabe y me diga que no), y a su vez, esta última viene del vocablo persa gulab , que se traduce a algo así como agua de rosas.

Dejando de lado la etimología, tengo que destacar que el Julepe de Menta o Mint Julep, para los de la ESO que hablan inglés, es uno de los cócteles oficiales de la mundialmente conocida por unos poquitos Asociación Internacional de Bartenders (aquí su página web oficial).

Esta bebida, parece, proviene de los Estados Unidos, y más concretamente de Virginia, donde se bebían por las mañanas (¡olé sus huevazos!) una mezcla de aguardiente con hojas de menta. Así se describía en libro de un tal John Davis, Viajes de cuatro años y medio en los EEUU. Con esto te puedes hacer una idea de lo antiguo que es este cóctel.

Podría decirse que de esa mezcla partió todo. Hoy en día el Julepe se hace con Whisky Bourbon, y así lo degustaron en el Derby de Kentucky de 1938, la carrera de caballos purasangre más importante del mundo. Aquel año, ese cóctel se convirtió en el oficial del evento, llegándose a vender entre 80.000 y 120.000 Juelepes en los días previos.

Receta original del Julepe de Menta:

  • 60 ml Wisky de Bourbon
  • 4 Hojas de menta (a mi me gusta con más hojas)
  • 1 Cucharada pequeña de azúcar
  • 2 Cucharadas de agua

El Sidecar

origen e historia coctel sidecar

Como penúltimo, cuento la historia del que se supone que es uno de los cócteles más caros que existen, y que, junto al Cosmopolitan y el Martini, es de lo más selecto entre los más selectos.

¿Y por qué se le llamó Sidecar? Bien, bien, pequeño Timmy, toma asiento, porque este es otro cóctel que no tiene una única historia de sus antecesores.

Nos tenemos que ir a los años en que terminaba la Primera Guerra Mundial, y a un bar que había en París llamado Harry’s Bar, considerado la cuna de los cócteles. Fue propiedad del célebre barman Harry MacElhone, padre de muchos otros tragos.

Por aquellos turbios años, había un coronel o sargento (o vete tú a saber el rango que tenía) que frecuentaba el bar. Siempre pedía aquella mezcla divina para combatir el frío que tanto se le metía en los huesos. Después de unas cuantas horas, nuestro militar no veía dos en un burro ni podía mantener el equilibrio, así que se lo llevaban en sidecar. Y por ello, se bautizó así al cóctel.

Aunque muchos consideran a Harry como el creador, es cierto que en el libro que él mismo publicó, “Harry’s ABC of Mixing Cocktails” , nombra a un barman del Buck’s Club de  Londres, Pat MacGarry, como el verdadero padre del Sidecar, que también parece el inventor del Mimosa.

Recata del Cóctel Sidecar

  • 30ml de Brandy o, en su defecto, Cognac
  • 20ml de Cointreau
  • 25ml de zumo de limón
  • Corteza de limón

El Negroni

historia coctel negroni

El Negroni lo probé una vez en Milán, y a quien le guste pa él, porque a mí no me gustó nada de nada. Pero eso es lo que menos importa ahora.

Lo inventó un conde italiano llamado Camillo Negroni. Este cóctel empezó sus días de dar alegrías a la gente en Florencia hace más de 90 años, poco antes de La Gran Depresión, en el Café Casoni, donde se juntaba lo más selecto de los florentinos. Allí el conde, cansando de beber siempre lo mismo, se puso a innovar con su barman. Gracias a aquel día hoy bebes el Negroni que existe.

Pero espera. Rebuscando con un vela media consumida en una polvorienta biblioteca perdida de Italia (más bien en internet, pero mola más decir eso), he encontrado este blog, que se atreve a decir que nuestro conde nunca existió.

Otra leyenda explica que el cóctel Negroni no nació en Italia, sino en Sant Louis, en el mismísimo Senegal, al oeste de África, de la mano de General Pascal Oliver de Negroni, un francés que peleó en 1870 en otra guerra sin sentido, la franco-prusiana, quien, en una noche entre colegas, preparó una serie de cócteles de vermut y otras cosas.

¿Pero esto está demostrado?

Pues diría que sí, porque Francois Huber, que es integrante de la familia Negroni y actual marqués, lo cuenta en un artículo de 315 páginas, donde habla de su árbol genealógico, y afirma que no existe allí ningún conde llamado Camillo.

No he encontrado referencias de ese escrito de 315 páginas ni nada parecido.

Así, otro cóctel más donde la duda estará ahí siempre con nosotros. Mientras tanto, y si te gusta el Negroni, disfruta bebiéndote uno en honor a esos que pudieron inventarlo.

Receta del cóctel Negroni

  • 30ml de Ginebra
  • 30ml de Vermouth dulce
  • 30ml de Campari
  • 3 Hielos grandes

Ahora querido lector, es hora de que te levantes, vayas al bar y te pidas una de estas bebidas para honrar a quien inventó estas mezclas que hoy nos alegran las noches de fiesta.

Espero que hayas disfrutado de la historia de los cócteles más famosos del mundo.

***

* Imagen de portada cortesía de Adam Jaime.

 

Compartir

Simplemente te hago llegar la información en bandeja de oro, a mi modo, con mis palabras, para que decidas y encuentres lo que busques y por que no, sacarte unas sonrisas mientras lees los artículos. ¿Cuántas veces haces sonreír a la gente?

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here