Mejor fisioterapeuta de Madrid Centro

Fisioterapeuta recomendado

Aviso a los lectores: Este artículo no está escrito por un profesional titulado de la Fisioterapia.

¿Has llegado aquí queriendo conocer cuál es el mejor fisioterapeuta de Madrid Centro? Para el carro, colega. Podría empezar hablándote de alguien que me haya patrocinado o con el que yo haya tenido una buena experiencia. Sin embargo, no creo que sea eso lo que buscas.

Encontrar al mejor fisio de Madrid Centro no es fácil. Hay muchos especialistas de este tipo y cada uno se centra en una cosa y ofrece sus servicios de una manera diferente. Por este motivo, prefiero darle otro punto de vista. En concreto, lo que voy a explicarte es cómo encontrar el fisioterapeuta perfecto para ti.

¿Cuál es tu dolencia?

Este es el primer aspecto que debes tener en cuenta para decantarte por el perfecto para ti entre los mejores fisioterapeutas de Madrid Centro, que te aseguro que son unos cuantos.

Piensa que al igual que pasa en el ámbito de la medicina o de la ingeniería, hay muchas especialidades dentro de la fisioterapia. De hecho, aunque algunos de estos profesionales se presten a tratar cualquier dolencia, por lo general suelen tener una formación centrada en una lesión concreta o en una zona del cuerpo determinada.

¿Qué especialidades de fisioterapia buscas?

Lo que te quiero decir, aunque parezca una obviedad, es que visitar a un fisioterapeuta especializado en el área cervical para tratarte los efectos secundarios de un esguince de tobillo es una tontería aunque te haga un mejor precio. Lo mismo sucede si tienes una lesión deportiva y vas a un fisio especializado en suelo pélvico y en mujeres embarazadas. Son ejemplos de perogrullo, pero estoy seguro de que así me entiendes mejor.

Tampoco te recomiendo ir a un fisioterapeuta en Madrid Centro que no esté especializado en un área concreta o en un tipo de lesión determinada. La razón es evidente. Si no posee conocimientos avanzados en la materia, no podrá ofrecerte el mejor tratamiento. Y ya que te pones en manos de un profesional de estas características para hacer frente a tu problema, debes ir a por todas.

En resumen, si te ha dado un ataque de lumbago, ve a un fisioterapeuta especializado en dolores de espalda. Y, si te cuesta caminar, ve a uno especializado en problemas de la fascia plantar. Así de fácil.

Consejos para elegir al mejor fisioterapeuta de Madrid Centro

Fisioterapia

Bien. Ya tienes claro que lo primero que debes hacer es buscar un fisioterapeuta que esté especializado en una dolencia como la que padeces. Lo cierto es que da igual cuál sea ya que ante ti van a aparecer cien mil millones de opciones (bueno, a lo mejor no tantas). Ahora toca dar un paso más para elegir al adecuado. Estos consejos te vendrán fetén:

1. Pide opinión

Lo ideal es que tengas un amigo, un hermano o un primo fisioterapeuta que te trate o, al menos, que te recomiende a alguien más especializado en tu dolencia. Sin embargo, no todos tenemos esta suerte. También puedes preguntarle a tu médico de cabecera o, mejor aún, a tu traumatólogo si te ha atendido uno.

Por ejemplo, si sabes de alguien que tuvo un problema similar al tuyo, pídele referencias del fisio en Madrid Centro al que fue para tratarse. Y, si tampoco es el caso, ‘bichea’ un poco en Google. Lo normal es que encuentres decenas de opiniones de pacientes. Esto te ayudará a hacer una primera selección.

2. Cuanto más cerca, mejor

Este hecho es fundamental. Puede que Madrid Centro no sea Nueva Delhi, pero es grande. Y, si tienes un problema que requiere de un servicio urgente de un fisio ya que te impide caminar o moverte correctamente, vas a agradecer no tener que tomar el metro o el autobús.

Sin embargo, sé que es perfectamente posible que los especialistas perfectos para ti no estén todo lo cerca de tu casa que te gustaría. Yo encontré un fisioterapeuta cerca de mí adecuado, pero fue pura suerte. En cualquier caso, en este tipo de casos, has de añadir otro requisito. Y es que debes centrarte en la búsqueda de un fisioterapeuta a domicilio en Madrid Centro.

3. Certifica su titulación

Tras el paso anterior, la lista se habrá reducido. Ahora llega el momento de determinar si aquellos que has seleccionado cumplen con los requisitos mínimos exigibles a este tipo de profesionales. Para ello, lo primero es comprobar que está colegiado, lo cual podrás hacer fácilmente desde la web oficial del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid.

Te sorprendería saber la cantidad de personas que se hacen llamar fisioterapeutas u osteópatas sin serlo realmente. Y te aseguro que, por muy buenos precios que te hagan, no merece la pena confiar en ellas. El destrozo a nivel físico que pueden hacerte es importante, así que desecha todos los que no cumplan este requisito.

4. La búsqueda de la profesionalidad

Estás buscando un fisio, no un colega con el que irte de cañas. Oye, que si se tercia luego, pues estupendo. Pero no es tu objetivo.

Los mejores fisioterapeutas de Madrid Centro destacan por su profesionalidad. Esto queda patente desde el mismo momento en el que descuelgas el teléfono para pedir cita en su consulta. Es difícil de explicar, pero es algo que se nota desde el primer instante.

Después, debes estar atento a esta cuestión cuando llegues a la clínica. Por ejemplo, fíjate en que sea puntual y no te haga esperar, que tenga instalaciones amplias y acogedoras, etc. También ten presente otro detalle: cuantas más preguntas te haga el fisio, mejor.

Hay muchos fisioterapeutas que solo te preguntan qué te duele y empiezan a darte un masaje en la zona. Sin embargo, esto puede no ser suficiente para sanar la raíz del problema. ¿Mi consejo? Busca a un profesional que sea fisio y osteópata a la vez ya que así diseñará para ti un tratamiento integral que incrementará tu bienestar físico y emocional.

5. Fíjate en las paredes de su despacho

No te estoy pidiendo que saques a relucir tu lado interiorista o decorador. Te digo esto porque, generalmente, los fisioterapeutas, al igual que los abogados, los médicos o los ingenieros, suelen colgar sus títulos en las paredes de su despacho. Y créeme si te digo que alguna vez, entre los auténticos, cuelan alguna ‘bacalá’. Si lo hacen muchos políticos…

Un buen fisioterapeuta en Madrid Centro o en cualquier otra parte del mundo no tendrá problema en dejarte que eches un vistazo a esos títulos o, incluso, a atender cualquier pregunta que puedas hacerle en torno a ellos. Así que, ¡sin miedo!

6. ¡No solo de masajes y tratamientos vive el fisio!

Tengo claro el momento en el que me di cuenta de haber encontrado al mejor fisioterapeuta de Madrid Centro. Estaba en la consulta contándole mi problema y, tras acabar la ronda de preguntas que me hizo, me comentó que su trabajo era solo el 50 % de la solución. El otro 50 % pasaba por mi fuerza de voluntad.

Para que te pongas en contexto, yo buscaba un especialista en terapia descontracturante ya que, debido a mi escoliosis de espalda, la cual me acompaña desde que tengo uso de razón, se me generaban contracturas día sí y día también en la zona dorsal. De hecho, el problema llegó hasta tal punto que no hacía falta que practicase deporte para sufrirlas. Bastaba con pasar más horas de la cuenta sentado frente al ordenador trabajando para que apareciesen, por ejemplo.

Dejando mi caso personal a un lado, lo que te vengo a decir es que la diferencia entre un fisio muy bueno y el mejor fisio de Madrid Centro está en que, más allá de aplicarte el tratamiento o terapia que necesites, te propondrá un plan de rehabilitación mediante el cual tendrás que hacer determinados ejercicios en casa, en la calle o en el gimnasio. También te marcará los tiempos para volver a realizar una vida normal e, incluso, te dará consejos alimenticios. Y es que el papel que juega la nutrición en este tipo de lesiones es mucho mayor del que crees.

¿Qué necesitas saber para buscar un fisio en Madrid Centro y no equivocarte?

Desgraciadamente, ¡la vida no es un camino de rosas! Por ello, es posible que no encuentres a la primera al mejor fisioterapeuta de Madrid. Pero tranquilo, aquí voy a darte una serie de claves que te ayudarán a saber, antes de que sea demasiado tarde, que te has equivocado:

  1. Durante la primera consulta te garantiza que te va a curar: si algo he aprendido de todos los años que me he pasado yendo al fisio es que ningún buen especialista te garantiza el éxito total. Siempre te ofrecen una perspectiva realista del problema y te asegura que, si no pones todo de tu parte, él no va a hacer milagros.
  2. El fisioterapeuta te dice que debes ir todos los días: es imposible. Tras cada sesión, tu cuerpo necesita un tiempo para asimilar todo aquello que se ha modificado y para empezar a sanarse a sí mismo y restablecer la normalidad. Si te comenta esto, probablemente está tratando de sacarte los cuartos.
  3. Las sesiones duran 20 minutos mal contados: En la mayoría de las ocasiones, una sesión de fisioterapia completa dura, perfectamente, entre 30 y 60 minutos dependiendo de un montón de factores. Si su duración es inferior a los treinta minutos, solo habrá dos opciones. O tiene prisa por despacharte rápido para atender a otro paciente y ganar más dinero o te está timando.
  4. Hace sesiones en grupo: esto me pasó una vez y me cabreó bastante. Lo primero es que sentí que, a pesar de estar pagándole por una sesión individual, no estaba plenamente centrado en mi problema. Lo segundo es que, ¿por qué nadie tiene que estar en la sala mientras me atienden? Nunca he ido al médico y el doctor ha hecho pasar a varias personas a la vez a la consulta, la verdad.
  5. No te toca con las manos: a lo largo de los años, se han desarrollados muchas máquinas muy útiles en el ámbito de la fisioterapia. Sin embargo, las manos del especialista siguen siendo las que realizan el 80 % del trabajo o más. Por ello, si vas a una clínica y solo te ponen aparatos encima, algo falla.

Estás llegando al final de tu búsqueda del mejor fisio de Madrid Centro

Todo el camino de búsqueda de un buen fisio en Madrid Centro que te he comentado aquí es fruto de mi experiencia. Sinceramente, he visitado a más especialistas de este tipo de los que podrías contar con los dedos de las manos y de los pies.

Sin embargo, dio sus frutos y, hoy en día, puedo asegurarte que he encontrado al mejor fisioterapeuta de Madrid. Por si te interesa, voy a dejarte su contacto un poco más abajo para que puedas ponerte en contacto con él. Estoy seguro de que será capaz de ayudarte tanto como a mí.