¿Cuándo y para que necesito una nota simple?

Cuando y para que necesito una nota simple

El ser humano requiere siempre tener la certeza de las cosas, y cuando tus intereses están en juego es imprescindible contar con un documento que certifique aquello que quieres hacer constar frente a todos, o como se dice en derecho, erga omnes. Uno de esos documentos es la nota simple. 

Hay que decir que la nota simple no tiene efectos parecidos o iguales a cualquier documento notarial, pues símplemente posee valor informativo y no certifica con validez absoluta su contenido, sin embargo es bastante útil para tener un punto de decisión importante a la hora de realizar numerosos negocios jurídicos como una hipoteca, una compra venta, un alquiler, etc. También suele utilizarse para que el comprador tenga certeza mediana sobre el estado de la finca que quiere adquirir, y en muchas ocasiones se usa para tener toda la información que interesa sobre una propiedad que quieras adquirir.

Si te interesa obtener un informe con validez legal y vinculante tendrás que acudir a un Certificado o Certificación, que sí es ya vinculante y podrá usarse en un juicio, por ejemplo.

[El mejor abogado inmobiliario de Madrid]

Pero, ¿qué es y para qué sirve una nota simple?

Que es una nota simple y para que sirve

La nota simple o nota simple registral es un documento que certifica el estado general de una propiedad en cuanto a su nivel de cargas o estado de conservación, embargos y también respecto de todo lo relativo a otro tipo de registros como el mercantil, haciendo referencia, además, a la titularidad del bien en cuestión. También ofrece información sobre el estado fiscal de la finca, es decir, qué impuestos se han satisfecho y cargan el inmueble, cuáles no, etc. 

Quién la emite y quién puede solicitarla

Y todo esto es debido a que el artículo 221 de la Ley Hipotecaria permite que cualquiera con un interés legítimo pueda conocer todos los datos de cierta importancia sobre cualquier finca existente dentro del territorio nacional. Ahí podemos ver que tu propiedad es privada pero no la información que sobre ella se tenga en las instituciones públicas.

Quien está facultado para emitirla es el Registro de la Propiedad, y, por tanto, a él deberás remitirte para solicitarla, y quien puede solicitarla es cualquier persona que tenga un interés legítimo en conocer el estado de la finca o propiedad a la que se refiere. No es necesario presentarse físicamente en el Registro de la Propiedad para tenerla en tu poder, hoy día la puedes solicitar por internet en la misma página del Registro o incluso en empresas que tratan de ofrecértela con mayor rapidez pero a mayor coste, claro está. 

Si escoges esta última vía es probable que tengas la información en menos de 24 horas. Para ello sólo deberás conocer la dirección exacta del inmueble y el nombre completo de quién piensas que es titular del mismo. Pero piensa que si la pides en un registro de la propiedad el precio suele rondar los 3,5 euros, mientras que si la solicitas por internet su precio puede llegar hasta los 22 euros incluso.

[El mejor abogado de herencias de Madrid]

El contenido de la nota simple

Contenido de una nota simple

A groso modo podemos esquematizar el contenido de una nota simple mencionando qué es lo que contiene:

  1. Todos los datos que se refieren al Registro de la Propiedad que la emite.
  2. El número que identifica inequívocamente a la finca, que será diferente del número o referencia catastral.
  3. Lo que se conoce como Identificador Único de la Finca Registral.
  4. Quién es el titular de la finca, su nivel de derecho o participación en propiedad de la misma y el porcentaje que disfruta de ella. Por ejemplo, si tiene asignado un usufructo que disfruta otra persona distinta del titular. Decir que un usufructo es un derecho de uso y disfrute sobre la misma. Como ves es una información muy valiosa para cualquiera que tenga un interés sobre la finca.
  5. Todo lo relativo a la identificación de la finca, es decir: su situación geográfica, con qué parcelas o propiedades limita, cuáles son los límites que la encuadran y otros aspectos relacionados. Por ejemplo, citando si linda con un arroyo, otra propiedad, su orientación norte-sur, etc.

Un aspecto importante que hace constar es la cantidad de metros cuadrados que tiene. Esto tiene mucha importancia a la hora de decidir una compra. un alquiler o pensar en establecer una hipoteca sobre la propiedad. Otro aspecto importante que te puede interesar conocer es si dicha vivienda es de VPO, por ejemplo.

  • Información sobre quién fue el Notario que autorizó la propiedad.
  • Las cargas sobre la misma, como una hipoteca, por ejemplo, y quién fue el notario que tramitó esta circunstancia junto a la fecha exacta en que todo esto sucedió, aunque en este caso puede que dichas cargas no estén vigentes, es decir, que no sean reales, simplemente porque no se hayan aportado los documentos que finiquitaban la deuda al registro de la propiedad. Otros derechos como los de paso, de vista, servidumbres, ciertos impuestos como los de los Municipios, las deudas de origen privado, algún embargo pendiente, o el mismo Procedimiento de Ejecución Hipotecaria.
  • La fecha en que se emiten ciertos documentos relativos a la finca, como una autorización, por ejemplo, junto a la fecha y todo lo relativo al inicio de documentos pendientes sobre dicha finca, por ejemplo, una sentencia judicial sobre la misma, notificándose en este caso todos los datos relativos al asiento de la escritura.
  • También ofrecen información muy útil sobre la calificación urbanística de la propiedad, es decir, si se encuentra en suelo urbano, urbanizable programado o no, rústico, industrial, etc. Este dato es muy importante, dado que tambien se podrá conocer si la finca es edificable o no.
  • Otra información útil se refiere a si dicha propiedad está dentro de una comunidad de propietarios, y qué participación en metros contiene, de esta forma podremos conocer todo lo que ello nos afectará con su compra, alquiler, etc, como por ejemplo, su cuota de participación en los gastos comunitarios.
  • Un aspecto fundamental es conocer si el bien es ganancial o no, es decir, producto de un matrimonio y qué reparto de bienes se hicieron en caso de separación o divorcio, si éste es el caso. También si se adquirió mediante herencia o compra venta, dato importantísimo.

La nota simple es muy importante para saber, por ejemplo, quién es el propietario de una finca rústica en la que estás interesado. Está ahí, sabes su situación geográfica pero no conoces al titular para poder contactarlo e iniciar unos trámites de compra venta, de alquiler sobre ella, etc. En este caso solo tendrías que acudir al Registro de la Propiedad de tu provincia y al Catastro, y entre estos dos instrumentos es más que probable que conozcas al propietario y puedas hacerle la oferta sobre el inmueble que mejor te convenga.

Por otro lado, es bastante frecuente su uso por parte de notarías, despachos de abogados, la misma administración y especialmente las agencias inmobiliarias, los cuales necesitan conocer al detalle todos los aspectos precisos sobre cualquier propiedad sobre la que estén trabajando, así como sus cargas, gravámenes o su situación fiscal.

No es oro todo lo que reluce

Con todo hay que decir que la información que aparece en una nota simple no siempre será correcta, pensemos por ejemplo en un propietario que refiere al registro de la propiedad una casa de 20 metros como almacén de herramientas mientras que en la realidad existe un chalet con piscina de 200 metros cuadrados. Es decir, la nota simple es una instantánea de la realidad tomada en un momento y fecha concretos. Si posteriormente dicha propiedad sufre modificaciones, mejoras o deterioro, todo esto no lo podrás conocer hasta que puedas actualizar dicha información, momento en el cual se volverá a tomar otra fotografía de la propiedad. Es decir, el estatus de una finca es movible, dinámico, y cambia constantemente durante un periodo prolongado de tiempo. Por ello es que siempre debemos tratar de asimilar la realidad actual con la existente en el pasado. No obstante, hay que decir que el Registro actualiza cada cierto tiempo toda esta información usando los datos de que disponga en ese momento.

En este caso y si te interesa el inmueble deberás acudir a un abogado para que te solucione dicha inexactitud, es decir, como en el caso anteriormente mencionado, hacer una Declaración de Obra Nueva, por ejemplo, y así rectificar ese error del Registro. Piensa que, por ejemplo, un prestamista necesitará conocer con exactitud la cantidad total de metros cuadrados que tiene la finca para poder acordar el precio de venta, del préstamo o cualquier otra circunstancia, como los intereses, en un futuro.

Como puedes ver y con todo, la nota simple es un instrumento muy útil para obtener información que te interesa y en el caso anterior solo tendrías que actualizar dicha información para estar al día con el Registro de la Propiedad en un futuro.

Responder

Deja tu comentario
Please enter your name here