Consultas legales que puede resolver un notario y no sabías

Consultas legales que puede resolver un notario y no sabias

En el mundo de la notaría y los registros siempre ha existido cierto recelo informativo. Con ello quiero decir que nadie sabe muy bien a qué atenerse una vez que ha recibido la noticia de que debe acudir a la notaría. Entonces surgen todas las dudas sobre el caso en cuestión y todos los entresijos que no conoces se hacen patentes.

Por fortuna existen Notarios online, es decir, notarios que pueden responder tus preguntas de una forma clara, precisa y con conocimiento amplio de su campo. Es una gran ventaja, una suerte no tener que acudir a un abogado para que te informe bajo precio y una suerte que alguien especialista en su campo pueda responderte todas las dudas que puedan aparecer respecto a temas tan complejos.

Incluso en muchas ocasiones los notarios conocen dentro de su campo muchos aspectos que la mayoría de los abogados o jueces desconocen, y esto puedo certificarlo bajo mi propia experiencia.

Pero, ¿qué tipo de asuntos o cuestiones puedes consultarle a un Notario? Pues obviamente cuestiones relacionadas con la Notaría. Ese campo es bastante amplio, pero trataré de sintetizarlo para ti para que de esta forma tengas una idea global bastante ajustada, teniendo en cuenta que desde que existe el mundo telemático éste se ha incorporado al mundo jurídico, y todo lo relacionado con él también tiene su reflejo en el mundo notarial, siendo quizá este último campo el más desconocido.

La familia

Uno de los principales temas que hoy día preocupa a las personas es todo lo relacionado con la familia y los problemas sucesorios, de testamentaria, etc. La familia, al fin y al cabo, es una institución respecto al derecho y por ello siempre genera cuestiones que conectan con otros ámbitos, como el social, el mercantil, el derecho civil, extranjería, derecho laboral, derecho bancario, administrativo, urbanístico y, en definitiva, podemos asegurar que no existe rama del derecho, por pequeña que sea, sobre la que no trate un notario. No obstante, a continuación trataré de mostrarte las principales ramas del árbol, o, al menos, sobre la que existe mayor demanda informativa en estos momentos.

Las herencias

Uno de esos temas es la herencia. Todos hemos podido experimentar, tanto de nosotros mismos como por otros multitud de problemas sucesorios. Es normal, la sucesión no supone el fallecimiento y el posterior reparto de bienes sin más. Es un acto dispositivo de la voluntad, como se dice en Derecho, y, por tanto, sus implicaciones son bastante numerosas.

Puedes consultarle a un Notario todas las cuestiones relacionadas con herencias, desde el número, proporción, reparto, aspectos judiciales y tantos otros derivados del hecho sucesorio. Por ponerte un ejemplo, es bastante desconocido el llamado testamento informático o digital. Quiero mencionarlo en primer lugar, porque existen empresas que cobran un dinero muy importante por resolver todo el tema de testamentaría online, es decir, desde la constancia del mismo testamento hasta aspectos relativos con cuestiones anexas a él, como el tema familiar, empresarial, las implicaciones administrativas, (por ejemplo el poseer una licencia para ejercer algún tipo de actividad), y un largo etc.

Bien, si tienes la poca fortuna de toparte con alguna de ellas sal corriendo como si el mismísimo Forrest Gump tuviera cuernos y rabo y te estuviera persiguiendo con una motosierra… Ese tipo de empresas sólo te ofrecen lo que cualquier notaría te ofrece, por tanto estarías pagando el doble por el mismo servicio. Es decir, por ejemplo, te ofrecen la posibilidad de hacer testamento online, algo que la ley prohibe taxativamente, así que lo único que te ofrecen es un papel cumplimentado donde puedes escribir tu testamento. Otras te ofrecen conservar y testamentar sobre activos de contenido digital, tales como redes sociales, vídeos, grabaciones, cuestiones relacionadas con derechos de autor o patentes, etc. Incluso alguna ley, como la de Cataluña asegura que puede hacerse el testamento digitalmente, cuando no es cierto. Símplemente se añade otra complejidad administrativa, otro tiempo perdido y más dinero pagado de más, y encima añaden confusión a la hora de informar a la ciudadanía.

Lo que sí sería interesante es que pudiera hacerse con todos los visos legales, es decir, poder realizarlo desde algún dispositivo electrónico y conectar dicho dispositivo con otro situado por así decirlo en la notaría para que quedara constancia de esa disposición de voluntad. Un ejemplo aún más tonto si me permitís, las canciones que guardas en tu móvil con iTunes. Tienes el derecho a tenerlas y escucharlas pero no eres propietario de ellas. Sin tu móvil o tu ordenador no sirven de nada, pero ese derecho como cualquier otro, aunque no sea en propiedad strictu sensu es heredable a mi juicio. Y para qué hablar de las criptodivisas…

Otro aspecto muy importante es quién y cómo puede ser heredero. La ley dice que todas las personas físicas y jurídicas, pero claro, con condiciones, y, en su caso, excepciones. Por ejemplo, si la persona no está en el uso de sus plenas facultades mentales. En ese caso habría que buscar un representante para que administrara los bienes que se van a heredar, el cual decidirá sobre temas tan importantes como la aceptación de la herencia o si dicha aceptación en su caso sería a beneficio de inventario.

No pueden heredar ni la iglesia, cabildos, ayuntamientos o cualquier institución pública o asistencial, las asociaciones o corporaciones prohibidas por la ley o una «criatura abortiva», entendiendo como tal todas aquéllas que no tengan figura humana, lo cual es sorprendente, porque en ese caso yo mismo no podría heredar… Fuera de bromas es una suerte de término inapropiado que la jurisprudencia se ha encargado de limitar y hoy día se entiende que es aquella persona que se prevea que no tiene viabilidad para seguir existiendo.

Tampoco puedes hacer testamento a tu perro o tu gato, por ejemplo.

Otros aspectos que son demandados en cuanto a información son los relativos a los problemas familiares a la hora de heredar. Por ejemplo, el reparto de la legítima, la impugnación del testamento ante los tribunales, cómo se debe dejar constancia sobre lo heredado en escrituras públicas o privadas, el reparto de bienes, y tantos otros temas.

Consumo

Otro tema muy interesante donde pueden informarte, y aquí entramos en el terreno de esas cuestiones no tan conocidos y de las que te puede informar gratuitamente un notario.

Por ejemplo la legitimación sobre un aval bancario, las cancelaciones de hipotecas, qué ocurre con la Ley de Segunda Oportunidad y el tema de la mediación en ese campo. Aspectos como la prodigalidad dentro de la familia, los documentos relacionados con la claúsula suelo, los procedimientos monitorios, la nuda propiedad, el usufructo, la opción a compra en el alquiler y un casi interminable etcétera.

Me gustaría detenerme un ratito en un tema muy poco conocido. Estoy hablando del contrato de Scrow. Y me diréis: «te estás pasando ya…» Bueno, es otra de esas figuras americanas como la digitalización de servicios que consiste en un depósito que garantiza el cumplimiento de un contrato, no es más que eso. En ese sentido es un pacto dentro del contrato,y donde interviene un tercero ajeno a él. No es el contrato en sí mismo considerado, solo tiene por misión garantizar su cumplimiento, generalmente el pago. Suele ser un contrato de compraventa o que contenga algún tipo de arrendamiento, aunque puede incluir otras figuras. Lo menciono por si alguna vez entra en vuestra vida para que sepáis de qué demonios os están hablando.

El mundo hipotecario y el Registro de la Propiedad es realmente uno de los reyes a la hora de acudir por necesidad a una notaría. Y algo que mucha gente hace es cambiar la hipoteca de banco. Si hay mejores condiciones para hacer eso, (yo las he visto peores), es muy conveniente informarse de todos los aspectos y detalles, porque está en juego el terminar pagando más dinero de la cuenta.

Las hipotecas y otros asuntos implican acudir al Registro de la Propiedad, y éste es uno de los temas que mejor conoce un Notario porque a través de una notaría pasan a diario infinidad de asuntos relacionados con todo esto, desde las subrogaciones, la constitución o término, todo lo relacionado con cualquier modificación o cancelación, su constitución, es decir, cuándo la puedes firmar, cuándo es mejor momento para cancelarla total o parcialmente, aspectos como los intereses, el principal, cuándo y cómo satisfacerlos, o las consecuencias concretas de un retraso.

En concreto es bastante interesante la nueva regulación sobre las hipotecas que se ha aprobado recientemente en el Congreso de los Diputados, y, sobre todo, qué repercusiones podría tener de cara a un contrato hipotecario ya firmado y en funcionamiento. En ese sentido los notarios están realizando una impagable labor informativa.

Como podéis comprobar hay muchísimos temas de tu interés sobre los que puede informarte un Notario. Sólo tienes que acercarte y preguntar. Es gratis.

Responder

Deja tu comentario
Please enter your name here