Hoy nos metemos, sin duda, en el trabajo sucio de la paternidad/maternidad. Quizá no te lo hayas preguntado nunca (sobre todo si aún no eras madre/padre): ¿Qué hago con los pañales usados? ¿Se me desbordará el cubo de la basura? ¿Y qué puedo hacer con los malos olores? ¿Debería llenar mi casa de ambientadores? ¿Tal vez mudarme o ponerme corchos en los orificios nasales hasta que se despeje el temporal? (durante los 12 primeros meses de vida de mi chiquitín/a?)

No nos pongamos nerviosos/as porque esas cuestiones y otras tantas quedan resueltas con cuatro palabras clave: contenedor para pañales usados.

“Pero, ¿eso existe?” se preguntarán algunos. Por supuesto, y oficialmente posee diversos nombres: recipiente para pañales sucios, bote de basura para pañales, zafacon para pañales, etc. Las ventajas que ofrecen este tipo de productos son más que notables. Mamis y papis primerizos; respirad (literalmente) tranquilos.

¿Por qué usar un contenedor para pañales?

A uno/a le puede asaltar la duda: ¿En qué contenedor se tiran los pañales? ¿En el amarillo? ¿En el normal? ¿En el de vidrios? ¿En el de residuos espaciales? ¿En el de mercancías tóxicas? No te agobies; una papelera para pañales es justo lo necesitas.

El principal motivo por el cual vas a necesitar un cubo para pañales durante esa etapa de biberones y sonajeros es porque están diseñados para eliminar los malos olores y para que no haya riesgo de focos de infección, gérmenes y bacterias. El medio ambiente de tu hogar apenas notará que hay presente un contenedor que acumula mucha… materia orgánica desechada por el bebé (toma eufemismo).

Ahora bien;

¿Cómo se usa un contenedor para pañales?

La mayoría de los contenedores para pañales de bebé se componen de dos elementos: un recipiente similar a una papelera y bolsitas especiales para depositar el pañal usado.

El mecanismo de un contenedor para pañales sucios es muy similar de un modelo a otro: la tapa está diseñada para incorporar un film de plástico inodoro que cubrirá totalmente el pañal y se almacenará el depósito del contenedor. Con este sistema se impide el paso de oxígeno, de modo que le ganamos la batalla a la proliferación de bacterias y olores indeseados. Con cada uso, se debe poner un nuevo film de plástico de recambio (o bobina), aunque algunos modelos no precisan de bolsitas/films de recambio. Normalmente, cada contenedor tiene una capacidad de almacenaje de 20 o 30 pañales. Así de simple.

Vale, eres papi/mami primerizo/a, te convence el invento y estás sacando la calculadora;

¿Cuánto cuesta un contenedor para pañales?

Dependiendo del modelo, el precio de un contenedor de pañales oscila entre 45-60€ (algunos modelos pueden ser más caros). Sin embargo en Amazon, el gran cajón desastre de la red, vamos a encontrar modelos increíblemente económicos y con unas garantías de atención al cliente y plazo de entrega sobresalientes. Concretamente, vamos a centrarnos en dos modelos pertenecientes a dos grandes marcas y que destacan en este peculiar mundo del cubo para pañales. Ready?

Go!

1. El Contenedor pañales recomendado,  Tippee sangenic. Contenedor + recambios

Dónde tirar los pañales sucios

LEER OPINIONES EN AMAZON
★★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Precio en Amazon: EUR 49,93

comprar contenedor de pañales para bebe

El producto a destacar acorde con esta reseña es el Tommee Tippee un set básico contenedor de pañales con 6 recambios incluidos en el producto. Se trata de 6 bolsitas especialmente diseñadas por la propia casa para almacenar los deshechos sin presentarnos inconveniente alguno a nivel ambiental e higiénico.

Por supuesto, Sangenic vende packs de bolsitas aparte una vez se te acaben las 6 que trae el set básico.

Dispone de un innovador sistema contenedor para pañales sucios que aísla los deshechos de manera más que eficiente. Gracias a su diseño, cada pañal queda sellado y almacenado en cuestión de segundos. Por si fuera poco, esta estupenda papelera para pañal posee una capacidad para albergar hasta 28 pañales, ahorrándote una gran cantidad de viajes al cubo de la basura.

Es increíblemente fácil de instalar, utilizar y vaciar. Ahorrarás tiempo y esfuerzo.

 


2. Contenedor para pañales Asalvo. No necesita recambios

Cubo contenedor pañales bebé

LEER OPINIONES EN AMAZON
★★★★★ Nota media: 4,2 sobre 5
Precio en Amazon: EUR 60,00

comprar cubo para pañale

La casa Asalvo nos ofrece un amplio catálogo en accesorios para bebé: desde carritos, cunitas y hamaquitas; hasta contenedores y cubos de basura para pañales que es tema que nos interesa en este artículo.

El contenedor de pañales de Asalvo Diaper Champ 3041 R se caracteriza por dos cosas: no necesita recambios y se trata de un modelo genérico en tres tamaños diferentes para que puedas escoger el que más se ajusta a tus necesidades (y que veremos más adelante). Respecto al hecho de que no requiere bolsas de recambio, hay que decir que ese detalle lo convierte en un producto muy económico a largo plazo; siendo compatible con bolsas de basura normales. Sin embargo puede pecar de no poseer bolsas especializadas.
Pero ese detalle se solventa muy eficazmente gracias a su sistema de tres cierres herméticos, ya que elimina los olores indeseados y aísla bacterias y gérmenes.

¿Qué tal es su funcionamiento? Pues se trata de un desechador de pañales fácil, preciso y muy cómodo de usar: se deposita el pañal en la apertura del contenedor, se gira el asa y listo; ambiente fresco y malos olores erradicados.

El modelo genérico de papelera para pañales está disponible en tres tamaños diferenciados:

  • Regular: 40x28x56 cm. Con capacidad para 30 pañales aprox.
  • Mediano: 41,5x30x72 cm. Con capacidad para 50 pañales aprox.
  • Grande: 46,5x32x92 cm. Con capacidad para 75 pañales aprox.

Con este modelo, Asalvo te ofrece una papelera para pañales muy bien pensada, muy bien diseñada y que prescinde de componentes de recambio que nos supongan un gasto extra.

Sin más, desde Recomendaciones y Tendencias esperamos sinceramente haberte sido de utilidad con estos asuntos tan… particulares. Ahora no te volverás a preguntar qué hacer con los pañales sucios con un contenedor para pañales de bebé. Nos vemos en la siguiente reseña ¡Hasta la próxima!

 

Compartir

Antes era un payaso mercenario a sueldo de la mejor compañía de teatro. Un buen día cambié la nariz roja por un teclado. Ahora, bueno… sigo siendo un payaso, y trato de hacerte reír con mis palabras, creo que en realidad nunca me quité la nariz roja.

La vida es demasiado corta como para tomársela tan en serio, ¿no crees?

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here