Hacer este artículo me hace más ilusión que ningún otro, porque el buen pan es uno de esos pequeños detalles de la vida que hacen que esté más feliz y que tenga más motivos para despertarme cada mañana.

Vamos a ver cómo hacer pan casero con una panificadora. Primero te muestro los mejores modelos de panificadoras caseras, y luego hablamos punto por punto sobre cómo hacerlo bien. Ya te aviso que la información la he sacado de mi padre, un gran artesano que lleva haciendo pan en casa un montón de tiempo.

¡Seguidme amantes del buen comer!

 

La mejor panificadora en relación calidad precio, Moulinex

La panificadora más vendida de España es la Moulinex Home Baguette OW6101 con una potencia de 1.650 W, con casi 80 comentarios muy positivos de clientes, cuenta con 16 tipos de programas y hasta 3 niveles de tostado de corteza Máxima y una capacidad de hasta 1,5 kg. También dispone de inicio programado de hasta 16 horas (temporizador) para que, como decía antes, puedas despertarte con olor a pan recién hecho, además, este modelo tiene una función especial que mantiene el pan caliente durante una hora una vez terminado la fabricación.

panificadora casera moulinex

LEER OPINIONES EN AMAZON
★★★★★ Nota media: 4,3 sobre 5
Precio en Amazon: EUR 136,00
como hacer pan en panificadora

Panificadora casera de Panasonic

Para muchos esta es la mejor panificadora casera del mercado, y curiosamente viene de la mano con la famosa marca Panasonic, que además de hacer televisiones gigantes y caras, también saber hacer un buen pan :p

Panificadora Panasonic SD-ZB2502BXE

LEER OPINIONES EN AMAZON
★★★★★ Nota media: 4,5 sobre 5
Panificadora casera precio: EUR 168,82
comprar panificadora barata panasonic

Este modelo es la bestia parda dentro de las panificadoras caseras, vamos a ver por qué:

  • 33 programas diferentes para hacer pan.
  • Dispensador inteligente de levadura y frutos secos.
  • Tres tamaños diferentes de pan y oscurecimiento (tostado).
  • Temporizador de larga duración, hasta 13 horas.

“Todo un descubrimiento, genial, fantástica.”

Cómo hacer tu pan con una panificadora casera

Cómo hacer pan casero con una panificadora es sencillo y además tiene una razón muy convincente: Imagínate que, como yo, estás un poco cansado de comprar el pan que te venden en la mayoría de los supermercados, un pan poco consistente y con un sabor que deja mucho que desear, un pan que se convierte en una piedra en un solo día, o en un trozo de goma si eres afortunado. Si quieres un buen pan y a menos que vivas en un pueblo, tienes que gastarte un montón de dinero (la hogaza entera de Le Pain Cotidiane es deliciosa, pero cuesta hasta 10 €).
Existe la posibilidad, y además por muy poco dinero, de hacer pan casero, y con sólo un poquito de práctica gozarás de un auténtico pan artesanal, un pan de verdad, una hogaza con sabor a hogaza, esa hogaza que te imaginas y recreas en la mente cuando piensas en una hogaza, pan espeso, con cuerpo, con textura y color, no ese pan blando o fofo con aire en vez de miga que en muchas ocasiones nos intentan hacer pasar por pan. Hacer pan en casa da como resultado un pan esponjoso y consistente al mismo tiempo, que además de ello se mantendrá durante 3 ó 4 días fácilmente en perfecto estado de conservación. Sin más ni menos, un pan tradicional.

Hacer pan en casa es muy sencillo y hay muchas maneras, se puede hacer pan en casa con horno, se puede hacer pan casero con robot de cocina, o se puede hacer pan en casa con una panificadora, seguro aún hay más maneras, pero en este artículo vamos a centrarnos en las panificadoras.

 

¿Qué es? Motivos para comprar una panificadora

Las panificadoras caseras son de lo más simple que hay, no es más que un electrodoméstico de mediano tamaño, cuyo único secreto consiste en colocar dentro los ingredientes necesarios, en la proporción adecuada y en su justa medida para que la panificadora pueda realizar su trabajo.

Las panificadoras pueden ser de una, o de dos palas amasadoras, y podríamos decir que la masa queda más trabajada cuando tienen doble pala de amasado, ya que se aplica más homogéneamente sobre toda la superficie de la masa. En este punto me parece importante decir de que con una pala de amasado el pan también quedará bien y además las panificadoras de una pala de amasado son más baratas, pero como siempre, tú decides cuál quieres y qué uso le vas a dar.

Una vez pones la harina, la sal, la levadura y el agua y seleccionas el programa adecuado, la panificadora no tendrá más que amasar los ingredientes, deja madurar la masa para que una vez fermentada se esponje y gracias a la levadura coja volumen. Después, la panificadora comienza a cocer para terminar de hacer el pan casero más rico del mundo.

¿Por qué hacer pan casero con tu panificadora?

Es increíblemente fácil y pensamos que todo el mundo lo usaría en casa si supiera lo tremendamente sencillo que es. Es un pan que por su naturaleza, tan alejada del pan que estamos acostumbrados, sorprende por su sabor en incluso me atrevería a decir que sorprenderá a más de uno por sus propiedades alimenticias. Nada de conservantes ni nada de “puede contener trazas de cacahuete”. Aquí hemos venido a hablar de pan, del de verdad, del que considero que poca gente conoce, de ese que cuando lo pruebas entiendes a qué me refiero cuando hablo de PAN.

Te voy a poner un ejemplo. ¿Has tenido la suerte de probar un tomate o un pepino recién cogidos de la mata? Espero que sí. Si lo has hecho sabrás que la sensación es no sólo placentera, sino que te hace pensar que los últimos años de tu vida has estado engañado probando tomates insípidos, tomates perfectos y tomates de libro de fotografías, sin una mancha todos ellos y brillantes, tomates relucientes como espejos donde se refleja esta sociedad llena de productos que pretenden ser perfectos en su apariencia y carentes de gusto y gracia.

En eso pienso cuando pruebo un pan como Dios manda, un pan lleno de sabor y cuerpo, y miga, y textura, y color y… ¡pero venga hombre para el carro!, para qué tantas vueltas, ¡ni más ni menos que lo que debería ser un pan! panes que pocas veces tienes la oportunidad de probar fuera de casa pero que ahora tienes la oportunidad de hacerlo tú. Y no me olvido de que “hacerlo tú” conlleva la gran satisfacción de crear algo y además de ello de comértelo y disfrutarlo como sólo se disfrutan las cosas hechas uno mismo.

Hacer pan en casa con nueces con tu panificadora

Si estás pensando en hacer pan casero con nueces usando tu panificadora tendrás que asegurarte de que la tuya dispone de una señal de aviso para que eches los ingredientes en el momento exacto. Si quieres aprender a hacer un pan con nueces (también puedes echarle pasas y quedará impresionante) échale un vistazo a este artículo de pepa cocks.

¿Qué tipos de pan puedo hacer con una panificadora casera?

Pues todos los que se te pasen por la imaginación. A mí se me ocurren estos así a bote pronto:

  1. Pan Blanco
  2. Pan de centeno
  3. Pan integral
  4. Pan con pasas y nueces
  5. Pan con masa madre
  6. Pan de semillas
  7. Pan de leche
  8. Pan de espelta
  9. Pan Blanco
  10. Peter Pan. ¡Ah no! eso no va aquí. En fin, tu panificadora es como Buzz Lightyear. Hasta el infinito y más allá.

Panificadora con temporizador

¿Te imaginas despertarte y tener el pan recién hecho esperándote calentito y acurrucado dentro de la panificadora? Pues es muy fácil, sólo tienes que programarla a la hora que quieres que empiece a funcionar, y cuando despiertes, te acompañará ese aroma tan característico que los panaderos conocen muy bien, y ahora, si quieres, tú también 😉

Recomendaciones de qué panificadora comprar y conclusiones

Creo firmemente que comprar una panificadora es una de las mejores inversiones que puedes realizar, puesto que no sólo hay que tener en cuenta que en muy pocas semanas la habrás amortizado por completo, sino que ganarás en salud y en popularidad frente a los comensales de tu mesa 😉

En esta ocasión, en vez de hablar de los mil modelos diferentes de panificadoras que ofrece el mercado, nos vamos a centrar solamente en las más vendidas y mejor valoradas por anteriores clientes. Soy de la opinión de que cuando desconocemos un electrodoméstico, lo mejor es ir a lo seguro.

Medidas para hacer pan casero con panificadora

Mucha gente recomienda una tasa de humedad del 60 %, 300 ml de agua por cada ½ kg de harina. Un sobre de levadura si es para un kg de pan, o medio sobre si es para medio kg. Sal, como siempre al gusto, prueba hasta encontrar tu pan perfecto.

Y aún hay más, con tu panificadora puedes hacer un montón de cosas más, os recomiendo que echéis un vistazo a estas recetas con panificadora. Sólo os adelanto que hacer mermelada con panificadora es aún más simple si cabe que hacer pan, y que el resultado es absolutamente increíble. Si tienes la oportunidad de ir al campo y coger unas moras silvestres, no pierdas la ocasión de hacer tu propia mermelada..

Antes de despedirme te cuento que la información para este artículo la he conseguido gracias a mi padre, auténtico artesano que igual te hace el pan casero más rico del mundo o te sorprende con una horchata, un vino o el yogurt más sabroso de la tierra.

¿Aún con ganas de más? Si eres de Madrid, échale un vistazo a este artículo sobre las diez mejores panaderías donde encontrarás el mejor pan casero.

******

¿Y tú? ¿qué uso le das a tu panificadora? Me encantaría que nos dejaras tus experiencias en los comentarios. Hasta la próxima, espero que hayas disfrutado leyendo este artículo tanto como yo escribiéndolo.

Panificadoras mencionadas en este artículo, pincha en el enlace para verlas en Amazon:
#1 Moulinex Home Baguette OW6101 de 1650 W
#2 Moulinex OW310130 de 700 W

Fotografía de portada cortería de Artur RutKowski.

Compartir
Pienso que la vida se mide en ilusiones. Pensar en proyectos y ver cómo te ilusionas sólo con la sensación de que podrían ser realidad. Pero también la vida es movimiento, poner tu cuerpo a funcionar acompañando a las ideas, viéndote a ti mismo crear algo de la nada y sentir que eres útil y poderoso sólo por el mero hecho de ver que puedes, que puedes mirar la vida con ojos de constructor y no sólo con mirada de un turista que pasa por la vida sin despertar un sólo sentimiento, sin aprender, y sin enseñar absolutamente nada. | | | (Viajar sólo a Marrakech, es mi primer Ebook publicado).

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO

Por favor, deja tu comentario
Please enter your name here