Inicio Accesorios para bebés Los carritos de bebés más seguros y cómodos del mercado

Los carritos de bebés más seguros y cómodos del mercado

Los cochecitos para bebés son esenciales para llevarnos con nosotros a nuestro hijo recién nacido. Si alguna vez planeas salir de casa con tu bebé, se puede ver que lo invertido tiene su valor al final.

La mayoría de los padres utilizan los corros de bebé todo el tiempo. La mayoría buscamos un modelos barato y práctico que dure muchos años. Basándonos en esto, el mejor carrito de bebé y el recomendado es el TecTake 3 que se convierte como en silla de pase como en carro de bebé con capazo y además tiene unas críticas muy buenas de los padres que ya la han comprar (ver aquí).

Por otro lado si lo buscas es algo con más extras como una capota para la lluvia o una sombrilla, el modelo Star Ibaby Go Baby Neo es por el que deberías inclinarte. Es un carro bastante configurable que no tiene nada que envidiar a ninguno de los que cuestan más de 500€.

Si eres runner entonces lo que más te conviene es comprar un carro de bebé para correr, uno con ruedas grandes, que esté fabricado de materiales resistentes y que sea fácil de empujar. El mejor modelo para esto es el Baby Jogger Summit.

¿Qué tipo de carrito estás buscando?

Sillas de paseo
Gemelares
Para correr
Joie Baby

Mejores carritos de bebé pequeños y ligeros

7,2 kg de peso
Reclinable en 4 posiciones
Arnés de 5 puntos
Plegable y ultracompacto
Con capota para la lluvia

4,3 kg de peso
Máximo 17 kg
Reclinable en varias posiciones
Para bebés a partir de 6 meses
Fácil plegado

7 kg de peso
Reclinable en 5 posiciones
Arnés de 5 puntos
Plegable
Con capota para la lluvia

separador

Carritos de bebé de tres piezas: cochecitos, cucos y portabebés

Peso 18 kg
Chasis muy robusto
Apto para instalar en el coche

Con bolso cambiador y burbuja de lluvia
Silla grupo 0 para coches
Compacto y plegable

Peso 17,5 kg
Silla portabebé grupo 0
Con bolso y cesta inferior

separador

Mejores carritos de bebé para gemelos

13,4 kg
De 0 a 3 años
Respaldo ajustable en 4 posiciones
Plegable

14,1 kg
De 0 a 2 años
Respaldo y reposapiés ajustable
Plegable

13 kg
De 0 a 4 años
Respaldo reguable
Plegable

separador

Carritos de bebé de tres ruedas

Plegable
9,5 kg
Respaldo ajustable
De 0 a 3 años

Plegable
6,5 kg
3 en 1
De 0 a 4 años

Plegable
9 kg
Cesto de la compra integrado
De 0 a 4 años

separador

Recomendaciones para comprar un carrito de bebé y saber cuál elegir. Guía de compra 2018

A la hora de ser padres y cuando nuestro bebé está el los últimos meses de gestación hay que ir preparando y comprando con previsión todo aquello que pudiera utilizar un recién nacido. Comprar un carrito de bebé es una de las primeras cosas que tenemos que hacer ya que sin él, estamos vendidos si queremos pasearlo o llevárnoslo con nosotros a cualquier lado.

Y que hay muchos modelos distintos vamos a aclarar ciertas dudas que nos surgen cuando somos padres primerizos como que típos de cochecitos de bebés hay, cuando se utiliza el capazo y hasta que edad, cuando es recomendable que el niño use la silla etc etc.

¿Qué tener en cuenta para comprar un carrito de bebé?

Mejores marcas de carritos para bebés

  • Chicco
  • Jane

Complementos necesarios para el carro del bebé

  • Mejores bolsos para el carrito de bebé
  • Mejores sillitas de coche
  • Mejores sillas a contramarcha
  • Mejores portabebés

Voy a contarte la verdad sobre los cochecitos de bebé, así que presta atención y… Espero que te gusten mis consejos 🙂

Cómo elegir un carrito de bebé

Una silla de paseo es una pieza clave en el cuidado de nuestro bebé, algo muy necesario desde que nace hasta que el niño es capaz de caminar sin problemas y una buena distancia por su cuenta, lo cuál suele ocurrir en torno a la edad de 3 o 4 años; aunque la verdad es que muchos padres utilizan sus cochecitos hasta que su hijo tiene 7 u 8 años cuando tienen que caminar mucho y el día va a ser largo, no vaya a ser que sobrecansemos a nuestros pequeños.

El problema es que con tantos tipos diferentes de cochecitos disponibles, puede ser difícil saber cuál es el más adecuado para nuestra familia. Considera dónde vives, dónde tienes pensado empujar tu cochecito y cuánto dinero quieres gastarte. Si tienes planeado llevar a tu hijo en largas caminatas urbanas, necesitarás un cochecito que sea robusto pero fácil de maniobrar sobre con los incómodos bordillos, dentro y fuera de las tiendas y a través del transporte público. Si en cambio vives un estilo de más rural como en el campo, y también más orientado al automóvil y a trayectos en coche de aquí para allá, tu cochecito deberá ser fácil de plegar y encajar en tu coche.

Si vas va a utilizar un cochecito de bebé principalmente para hacer compras rápidas en el súper, quizás necesites tener dos; uno muy ligero para llevártelo rápidamente a hacer la compra, y otro más robusto, grande y cómodo para los paseos más largos. ¿Eres deportistas? Las madres y padres deportistas que quieren llevar a su bebé con ellos cuando corran o caminen necesitarán obligatoriamente un cochecito de jogging resistente.

Al final, si lo piensas, podrás acabar fácilmente con tu armario lleno de cochecitos a medida que tus hijos crecen y tus necesidades van cambiando con el tiempo y con su crecimiento.

Ahora, vamos a ver unos buenos consejos para saber cómo comprar correctamente el carrito que estás buscando:

Seguridad

Asegúrate de que el armazón del cochecito se bloquee firmemente en su posición y con un mecanismo que sea fácil de usar y no te cueste Dios y ayuda activarlo; esto evitará que se rompa accidentalmente durante el transporte del bebé y que el carrito se quede quieto cuando así lo necesitamos. Examina el cochecito para ver si hay bordes afilados o protuberancias peligrosas; los deditos de las manos y de los pies de nuestros pequeños pueden quedar atrapados entre las partes metálicas o pellizcados por resortes descubiertos.

Arneses: Un sistema de retención adecuado y cómodo es una obligación, una necesidad. El sistema más seguro es un arnés de cinco puntos que se envuelve alrededor de la cintura, entre las piernas, y desciende sobre los hombros. Comprueba si hay una hebilla que sea fácil de desenganchar que al mismo tiempo asegure al niño.

Asiento ajustable: Los recién nacidos necesitan un asiento que se recline a una posición casi plana hasta que tengan el control de la cabeza y puedan sentarse, lo cuál ocurre por lo general alrededor de los seis meses. Incluso para los bebés mayores o niños pequeños, un asiento reclinable es una grandísima ventaja para la hora de su siesta. Algunos cochecitos tienen asientos que se pueden voltear para mirar hacia el papá o la mamá que esté empujando el carrito. Comprueba que el mecanismo de reclinación del asiento sea fácil de usar, preferiblemente con una sola mano.

Maniobrabilidad

Los papás y mamás estarán de acuerdo en que la maniobrabilidad del carrito de bebé es quizás lo más importante. Ten en cuenta que debes ser capaz de empujar un cochecito en línea recta y poder conseguir darle la vuelta con una mano. Si el cochecito tiene ruedas que pueden girar tanto en la parte delantera como en la trasera, hará que el cochecito sea muchísimo más fácil de girar y de maniobrar.

Frenos

¿Son los frenos de tu cochecito fáciles de manejar, incluso si estás usando zapatos de tacón? Pruébalos si puedes antes de comprarlos; las ruedas deberñían bloquearse justo al contacto con nuestro pie y con sólo imprimir un poco de fuerza. También considera si deseas usar frenos que bloqueen ambas ruedas traseras a la vez, o que se bloqueen de manera individual. La mayoría de los padresbuscan que ambos se bloqueen a la vez. ¿Sabías? Los cochecitos de jogging pueden tener frenos accionados a mano, así como frenos de pie.

Altura del mango de empuje

Las manijas deben estar al nivel de tu cintura o quizás ligeramente por debajo. La mayoría de los cochecitos se construyen para una mujer de tamaño medio. Si tú carrito no encaja en esta descripción y lógicamente muchos padres no lo hacen es posible que tengas que buscar una silla de paseo con manijas ajustables o uno con las agarraderas más altas.

Capota

¿Qué capota para tu carrito necesitas? Un cochecito con cortina ajustable incorporada, protegerá a tu hijo del sol y la lluvia y el viento y hará que los paseos sean más cómodos y llevaderos. Los toldos con tela que ofrece protección UV son los mejores para los paseos bajo el sol.

Compartimentos para almacenar cosas

¿Eres una súper woman o un súper papá? Sé que la respuesta es sí y sé que también haces un millón de cosas con tu bebé, por eso los compartimentos del carrito de bebé son un factor importante a tener en cuenta. Una cesta debajo del asiento es útil para guardar una bolsa de pañales o la comida del bebé. Considera qué más cosas vas a cargar; si planeas llevar a tu bebé en las salidas de compras, por ejemplo, querrás una canasta que sea muy espaciosa.

Tejido fácilmente lavable

Donde quiera que vaya tu bebé, seguro que le seguirán los desastres y las manchas. Las cubiertas de tela cambiables pueden facilitar enormemente la limpieza y… tu tranquilidad mental. Un buen punto a la hora de elegir un carrito de bebé.

Versatilidad

Existen cochecitos individuales que se pueden convertir a un doble o triple, los cuales son útiles para los padres que planean tener más hijos. Busca los cochecitos que llevan accesorios como bañeras, tablas para cambiar, e incluso asientos adicionales para más bebés.

La ergonomía de los cochecitos para bebés

Cuando vamos a tener un niño, una de las primeras cosas que pensamos comprar es un carrito para bebé. La mayoría de nosotros nos fijamos en primer lugar en el color y el precio, pero muy pocas veces en los factores ergonómicos que este debe tener, tanto para el niño, como para quien lo va a conducir.

La Ergonomía no es más que una ciencia que estudia el diseño de los lugares de trabajo, herramientas y tareas que coinciden con las características fisiológicas, anatómicas, psicológicas y las capacidades del trabajador, optimizando los elementos del sistema humano-máquina-ambiente. Este término podemos aplicarlo a todos los campos de la vida cotidiana, y uno de ellos es sin lugar a dudas un carrito para bebés.

Es por esta razón que debemos analizar los factores que influyen en el bienestar del bebé y del adulto que empuja el carrito a la hora de escogerlo.
Algunos de los factores que más pueden afectar la ergonomía desde el punto de vista del adulto que empuja el carrito es su peso, así como las alturas del manillar y del capazo y el rodamiento de las ruedas.

Desde el punto de vista del bebé es importante que el espaldar sea reclinable y acolchado, pero que sea de un material que no de doble fácilmente. También debe tenerse en cuenta la distancia entre el respaldo y la parte delantera del mismo y la posición en la que van a quedar los piececitos de tu bebé.

Centrándonos un poco en el peso del carrito está claro que este va a repercutir en el bienestar de quien lo maneja, a mayor peso mayor será el esfuerzo que debemos ejercer para empujarlo, sobre todo si vamos en subida o si tenemos que usar unas escaleras. Este peso podría dañar nuestras muñecas e incluso la espalda.

La altura del manillar es algo que afecta principalmente a los padres altos, porque si es muy bajo estos tienen que doblarse para poder empujar del cochecito, afortunadamente en los coches modernos casi siempre es regulable, cosa importante a tener en cuenta.

La altura del capazo es algo más difícil de resolver, ya que por lo general estos no se regulan, con lo que los padres altos deberán escoger bien uno en el que no tengan que agacharse mucho tanto a la hora de cargar al bebé como de darle el biberón o cambiarle.

Buscar un carro de bebé ergonómico es una obligación para unos padres que se preocupan por su bienestar y por el de su bebé. Ya no estamos en el S. XX donde el diseño no es más que un plus, hoy el día el diseño lo es todo.

 

Tipos de carritos de bebé

Hay varios tipos y es importante saber para qué sirve cada uno:

Carrito de bebé estándar básico

Los cochecitos estándar vienen en muchos estilos y diseños diferentes, pero casi siempre tendrá un cómodo asiento acolchado que puede reclinarse en diferentes posiciones. La mayoría tienen sombrillas y áreas de almacenamiento debajo del asiento.

En algunos cochecitos, el bebé mira hacia adelante, mientras que otros colocan al niño mirando hacia atrás a los padres y en muchos modelos pueden cambiar de una orientación a otra.

Los precios pueden variar desde carritos básicos sencillos y económicos hasta cochecitos de gama alta cargados de características.

Carritos de 3 piezas

Este tipo de carros de bebé son transformables en 3 tipos, sirven tanto para hacerlo con capazo para los recién nacidos o transformarlo en silla de paseo cuando ya están más crecidos y también para anclarlo al coche y que sirva de portabebés.

Para nosotros es de las mejores opciones porque te ahorrar mucho dinero a la larga aún siendo caros, que lo son.

Cochecitos ligeros y compactos

A veces llamados carritos de bebé paraguas por lo compacto que quedan al plegarse.

Son bastante ligeros y raramente superan lo 8 ó 9 kilos. Al pesar poco tienen pocas florituras en cuanto al acolchado y en la mayoría solo se puede ajustar el respaldo en varios posiciones y pocos permiten regular los reposapiés, pero lo bueno es que son más económicos que los modelos con más características.

Están recomendados para los niños pequeños a partir de los 6 meses y para los bebés mayores hasta los 3 ó 4 años.

Carritos de bebé para correr o para deportistas en general

Este tipo de carritos cuenta con 3 ruedas más grandes, más resistentes a los golpes y una estructura más ergonómica para poder empujarlo sin esfuerzos raros. Son ideales para llevar a nuestro hijo en esas caminatas largas, para salir a correr e incluso para andar por senderos a través del bosque, si el camino es ancho y no hay mucho obstáculo.

Las contras de estos carritos para hacer jogging son que su tamaño los hace difíciles de maniobrar escaleras arriba y abajo, en ascensores o a través de tiendas, y no se doblan tan compactos como otros modelos.

Carritos gemelares o para mellizos

Tampoco hace falta que sea para gemelos o mellizos. También sirve para bebés que se llevan poca diferencia de edad y dentro de este tipo hay dos modelos, los que van en línea y otros que las sillas están en tándem.

Cada uno tienes sus pros y sus contras, por ejemplo, los tándem son más maniobrables pero uno de los niños no tiene tanta visión como el otro ya que le tapa. Los que están en línea en cambio si que dejan visión total a los dos niños y además les permite jugar entre ellos pero el manejo se hace más difícil.

También tenemos estos tipos de carritos de bebé;

  • Clásicos
  • Americanos
  • Todo terreno
  • Ligeros
  • Para deportistas