Inicio Accesorios para bebés Los carritos de bebés más seguros y cómodos del mercado

Los carritos de bebés más seguros y cómodos del mercado

Ofertas de carritos de bebés

Las sillas de paseo fueron una de los productos para bebés que más se vendieron el año pasado en el Black Friday. Este año se espera lo mismo y por eso, no dudes si ves la oferta que más te convenza ya que las unidades se agotan rápidamente.

Quizá también podría interesas esta oferta del bolso cambiador Allcamp que baja su precio 10€. Además es de estilo hipster. Muy molón.

Los cochecitos para bebés son esenciales para llevarnos con nosotros a nuestro hijo recién nacido. Si alguna vez planeas salir de casa con tu bebé, se puede ver que lo invertido tiene su valor al final.

La mayoría de los padres utilizan los corros de bebé todo el tiempo. La mayoría buscamos un modelos barato y práctico que dure muchos años. Basándonos en esto, el mejor carrito de bebé y el recomendado es el TecTake 3 que se convierte como en silla de pase como en carro de bebé con capazo y además tiene unas críticas muy buenas de los padres que ya la han comprar (ver aquí).

Por otro lado si lo buscas es algo con más extras como una capota para la lluvia o una sombrilla, el modelo Star Ibaby Go Baby Neo es por el que deberías inclinarte. Es un carro bastante configurable que no tiene nada que envidiar a ninguno de los que cuestan más de 500€.

Si eres runner entonces lo que más te conviene es comprar un carro de bebé para correr, uno con ruedas grandes, que esté fabricado de materiales resistentes y que sea fácil de empujar. El mejor modelo para esto es el Baby Jogger Summit.

Mejores carritos de bebé pequeños y ligeros

7,2 kg de peso
Reclinable en 4 posiciones
Arnés de 5 puntos
Plegable y ultracompacto
Con capota para la lluvia

4,3 kg de peso
Máximo 17 kg
Reclinable en varias posiciones
Para bebés a partir de 6 meses
Fácil plegado

7 kg de peso
Reclinable en 5 posiciones
Arnés de 5 puntos
Plegable
Con capota para la lluvia

separador

Carritos de bebé de tres piezas: cochecitos, cucos y portabebés

Peso 18 kg
Chasis muy robusto
Apto para instalar en el coche

Con bolso cambiador y burbuja de lluvia
Silla grupo 0 para coches
Compacto y plegable

Peso 17,5 kg
Silla portabebé grupo 0
Con bolso y cesta inferior

separador

Mejores carritos de bebé para gemelos

13,4 kg
De 0 a 3 años
Respaldo ajustable en 4 posiciones
Plegable

14,1 kg
De 0 a 2 años
Respaldo y reposapiés ajustable
Plegable

13 kg
De 0 a 4 años
Respaldo reguable
Plegable

separador

Carritos de bebé de tres ruedas

Plegable
9,5 kg
Respaldo ajustable
De 0 a 3 años

Plegable
6,5 kg
3 en 1
De 0 a 4 años

Plegable
9 kg
Cesto de la compra integrado
De 0 a 4 años

separador

Recomendaciones para comprar un carrito de bebé y saber cuál elegir

A la hora de ser padres y cuando nuestro bebé está el los últimos meses de gestación hay que ir preparando y comprando con previsión todo aquello que pudiera utilizar un recién nacido. Comprar un carrito de bebé es una de las primeras cosas que tenemos que hacer ya que sin él, estamos vendidos si queremos pasearlo o llevárnoslo con nosotros a cualquier lado.

Y que hay muchos modelos distintos vamos a aclarar ciertas dudas que nos surgen cuando somos padres primerizos como que típos de cochecitos de bebés hay, cuando se utiliza el capazo y hasta que edad, cuando es recomendable que el niño use la silla etc etc..

Tipos de carritos de bebé

Hay varios tipos y es importante saber para qué sirve cada uno:

Carrito de bebé estándar básico

Los cochecitos estándar vienen en muchos estilos y diseños diferentes, pero casi siempre tendrá un cómodo asiento acolchado que puede reclinarse en diferentes posiciones. La mayoría tienen sombrillas y áreas de almacenamiento debajo del asiento.

En algunos cochecitos, el bebé mira hacia adelante, mientras que otros colocan al niño mirando hacia atrás a los padres y en muchos modelos pueden cambiar de una orientación a otra.

Los precios pueden variar desde carritos básicos sencillos y económicos hasta cochecitos de gama alta cargados de características.

Carritos de 3 piezas

Este tipo de carros de bebé son transformables en 3 tipos, sirven tanto para hacerlo con capazo para los recién nacidos o transformarlo en silla de paseo cuando ya están más crecidos y también para anclarlo al coche y que sirva de portabebés.

Para nosotros es de las mejores opciones porque te ahorrar mucho dinero a la larga aún siendo caros, que lo son.

Cochecitos ligeros y compactos

A veces llamados carritos de bebé paraguas por lo compacto que quedan al plegarse.

Son bastante ligeros y raramente superan lo 8 ó 9 kilos. Al pesar poco tienen pocas florituras en cuanto al acolchado y en la mayoría solo se puede ajustar el respaldo en varios posiciones y pocos permiten regular los reposapiés, pero lo bueno es que son más económicos que los modelos con más características.

Están recomendados para los niños pequeños a partir de los 6 meses y para los bebés mayores hasta los 3 ó 4 años.

Carritos de bebé para correr

Este tipo de carritos cuenta con 3 ruedas más grandes, más resistentes a los golpes y una estructura más ergonómica para poder empujarlo sin esfuerzos raros. Son ideales para llevar a nuestro hijo en esas caminatas largas, para salir a correr e incluso para andar por senderos a través del bosque, si el camino es ancho y no hay mucho obstáculo.

Las contras de estos carritos para hacer jogging son que su tamaño los hace difíciles de maniobrar escaleras arriba y abajo, en ascensores o a través de tiendas, y no se doblan tan compactos como otros modelos.

Carritos gemelares o para mellizos

Tampoco hace falta que sea para gemelos o mellizos. También sirve para bebés que se llevan poca diferencia de edad y dentro de este tipo hay dos modelos, los que van en línea y otros que las sillas están en tándem.

Cada uno tienes sus pros y sus contras, por ejemplo, los tándem son más maniobrables pero uno de los niños no tiene tanta visión como el otro ya que le tapa. Los que están en línea en cambio si que dejan visión total a los dos niños y además les permite jugar entre ellos pero el manejo se hace más difícil.